¿Por qué es importante la música para los comercios?

La música es un código universal. Casi sin esfuerzo y sin necesidad de prestar mucha atención, se instala en nuestra cabeza para potenciar desde las emociones más banales hasta las más profundas.

En los momentos decisivos, donde nos dejamos llevar por sensaciones, como seres emocionales que somos, entran en juego muchos factores que, sin ser plenamente consciente de ellos, influyen.

La música es un lenguaje universal que se entiende en cualquier lugar del mundo, traspasando fronteras y que cualquiera puede entender. No solo nos provoca efectos a nivel físico, como el baile, sino que también provoca efectos a nivel psicológico que hacen que actuemos de cierta manera.

¿Cuáles son las ventajas de la música en los comercios?

Las decisiones de compra son menos racionales de lo que pensamos.

Imagina que entras a una tienda de zapatillas, pruebas tu modelo favorito y caminas hasta el espejo. No estás muy seguro pero… ¿Eso que suena es lo último de los Arctic Monkeys? Te acabas de transportar dos años atrás, aquella vez que los vistes en el Primavera Sound.

El poder de decisión de compra ya no es nuestro 100% y es que cada detalle cuenta.

No solo influye la talla, el modelo o el color del producto, sino que las emociones que se despiertan a través de factores externos como la música o el aroma son algunos trucos psicológicos que utilizan las tiendas y que nos incitan a comprar de una manera más impulsiva.

Os presentamos algunas de las ventajas que aporta la música sobre los comercios:

  1. Crea un ambiente más natural. La conexión entre la música y el lugar, deben ir de la mano con los valores corporativos de la marca.
  2. La música hace más amenas las esperas.
  3. Si escoges la adecuada, puede llegar a aumentar la fidelidad a la marca.
  4. Cuerpo y sonido se unen y realizamos movimientos que acompañan a la música.
  5. Nos ayuda a identificarnos con los valores de la marca y los fortalece. Si nos gusta lo que vemos y también lo que escuchamos, pasaremos más tiempo dentro del comercio.

También pueden surgir algunas desventajas si, por ejemplo, no se sabe adaptar al ambiente dentro del contexto en el que se encuentre. Esto es, el exceso de volumen o la falta de este, melodías resonantes, repetición de estas… Son factores que pueden provocar la incomodidad de los clientes y crear una mala reseña mental sobre el lugar y marca.

Saber elegir la melodía correcta

Si algo ha quedado claro, es que la música tiene un significado. Por lo que debemos tener cuidado con qué hilo musical elegir y también cuando lo vamos a reproducir y en qué lugar.

La música está presente en comercios, cafeterías, restaurantes, hoteles e incluso en páginas web como podrían ser las de juegos de casino online y, no en todos escuchamos lo mismo.

Veamos algunos ejemplos de tipología musical y su significado:

  1. Música rápida o lenta. Dependerá de la afluencia de gente en el momento. Los supermercados y centros comerciales suelen jugar con estos elementos. Por la mañana, cuando la cantidad de personas es menor, se escuchan ritmos relajados que permiten hacer la compra con total tranquilidad.

En cambio, a medida que atardece y comienza a llegar la gente, el ritmo se acelera provocando una sensación de prisa hacia el consumidor, que provocará una elección más impulsiva hacia la compra.

  1. Puede que te guste más o menos, pero hay que reconocer que cuando se te mete esa “cancioncilla” de la cabeza, no hay quien la saque de ahí. Los jingles suelen llevar consigo el nombre de la marca lo que genera un lazo afectivo con la misma.

Conectar a través de un código universal y poco intrusivo como la música, puede ser mucho más efectivo que la presión del mejor de los vendedores. Pop, indie, rock, clásica…no importa el estilo, pero debe ir adaptado al contexto.

En definitiva, nos gusta comprar obedeciendo a lo que sentimos, por eso la música bien seleccionada y acoplada en un comercio, puede ser un refuerzo positivo para la compra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.