Ismael Lo – Sala Bikini (Barcelona)

Reconozco que llegué a la sala Bikini con “Tajabone” y un par de entrevistas en los periódicos del día como única referencia sobre el trabajo de Ismael Lo. La frágil belleza del tema incluido en la banda sonora de Todo sobre mi madre y las comparaciones con Dylan -rechazadas enérgicamente por el propio implicado- prometían cualquier cosa desde el enésimo replicante de Youssou N”Dour a un aprendiz de Ben Harper africano. La primera sorpresa fue llegar a la sala y comprobar la larga cola de fans que se agolpaba ante la taquilla. La segunda, asistir al concierto y salir convencido de que, como advierten Chemical Brothers, todo empezó en Africa y que el futuro también pasa por allí.

Ismael Lo y su banda abrieron fuego con “Aiwa” y un par de temas rítmicos más destinados a caldear el ambiente. Tras la primera toma de contacto, llegaron los matices: con “Africa Democratie” y “Jammu Africa” sonaron los estribillos más políticos, coreados con energía por un grupo de compatriotas de Lo que se lo pasaron en grande.

Con la aplaudida “Tajabone”, Lo cogió la guitarra acústica y la harmónica, aunque a estas alturas Bob Dylan se había evaporado y en su lugar brillaba con fuerza la lucidez de Bob Marley. El concierto siguió su curso dando prioridad a los temas del último álbum de Lo, Dabah -dedicado a un líder pacifista senegalés muerto en 1997- y a los estribillos fácilmente tarareables, en una mezcla de música africana y caribeña -el mbalax- capaz de animar al más aburrido. El buen rollo desembocó en una auténtica fiesta de percusión y baile encima del escenario y entre el público, sin distinción de raza ni sexo. Toda una lección de pop global, vamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien