Jonston

Mis letras salen de mi mente enferma, normalmente saco la música primero y después adapto una letra. A veces tengo historietas en la cabeza y espero a que salga alguna música que le pegue pero suele ser al revés


Jonston acaba de lanzar al mercado su tercer disco. Veo Visones, continuación de Taller de Memoria (2010) es un trabajo menos Kinks y más Beatles en su etapa psicodélica ( o menos Vainica Doble y más Pau Riba), algo que corrobora lo que las letras ya hacían intuir: un alejamiento de Davies y un acercamiento a Lennon.
Hablamos con el madrileño sobre su regreso a la actualidad.

 
La primera pregunta es obligada. ¿Ya te han contado que Google, cuando le pides información sobre tu nuevo disco, responde invariablemente “Quizá quiso decir Veo Visiones”?

Pedir a Google que reconozca juegos de palabras me parece ya mucho pero bueno, tiempo al tiempo.

 
Y no sólo es el título, en todo el disco juegas mucho con las palabras.

Suelo hacerlo, un día cambié visión por visón y me hacía mucha gracia pensar en gafas de visón nocturnas o visón de rayos x.

 
¿De dónde salen esas letras? Y sobre todo… ¿De dónde salen esas historias sobre calamares con sombrero y Batmans chulapos? ¿Te inventas la historia y luego le pones la música, o tienes la música y luego le pones la primera letra que te viene a la cabeza?

Salen de mi mente enferma, normalmente saco la música primero y después adapto una letra. A veces tengo historietas en la cabeza y espero a que salga alguna música que le pegue pero suele ser al revés.

 
Igual has inventado el chotis psicodélico…

Eso estaría bien, voy a registrarlo. Psico-chotis jangle-rock.

 
Tu anterior disco, “Taller de memoria”, transmitía cierta melancolía. En “Veo visones” se respira más sentido del humor, aunque a mí me la da sensación de que aquí también hay cierta tristeza, aunque más escondida tras las letras. ¿Es así, o realmente tenías la intención de hacer un disco divertido?

Siempre hay un punto de amargura en mis canciones pero después de Taller de memoria, que me costó mucho escribir, quería hacer todo lo contrario, pasar un buen rato. Tampoco me gustan las canciones cien por cien felices o tristes, prefiero que esté todo mezclado, como la vida misma.

 
“Viviendo la vida de los demás es mucho más fácil estar y no desaparecer”. Me parece una frase demoledora, no sé si realmente es tan profunda como parece. ¿Lo es?

Eso surgió de una conversación que tuvimos con Paco Loco durante la grabación.  Por un lado se refiere a ese tipo de personas que dedican toda su vida a intentar parecer otros. Por otro lado, también eso es lo que hago yo a veces a través de las canciones, vivir la vida de los demás.

 
¿Te has inventado todos esos personajes estrambóticos (el superhéroe chulapo, la bruja que toma conciencia de sí misma, la anciana que se cree una planta, el parásito que vive en unos calentadores) para evitar tener que hablar de ti mismo otra vez?

Si, así es, lo siento. Siempre hay un poquito de mí pero es verdad que no me apetecía nada hablar en primera persona.

 
De Limbo Starr a Primeros Pasitos, pasando por la autoedición. ¿Con qué te quedas de cada una de tus tres experiencias grabando y editando discos?

Ahora mismo el disco está editado por Primeros Pasitos y también por Pez Plátano que es mi sello. Aún es pronto para sacar conclusiones de Veo visones pero creo que esta última combinación es la mejor porque puedo tener la distribución de un sello de verdad y la libertad artística de la autoedición.

 
En una entrevista anterior nos dijiste que la autoedición te parecía el futuro. ¿Has cambiado de idea?

No he cambiado de idea, lo que pasa es que hoy por hoy es muy difícil conseguir distribución y que te hagan caso en los medios si eres autoeditado y no vendes miles de copias. También es mucho esfuerzo económico sacarse uno mismo el disco, con Taller de Memoria pude hacer una tirada pequeña en vinilo pero uno no siempre puede estar perdiendo pasta, he tenido que engañar a otros esta vez.

 
Has vuelto a trabajar con Paco Loco. ¿Habéis seguido el mismo sistema de grabación que en “Taller de memoria”?

Prácticamente, pero en este las canciones no iban tan cerradas como en Taller, algunas se terminaron en el estudio. Fueron seis días creo toda la grabación y mezcla. Muy rápido.

 
Es una sensación mía, pero diría que esta vez le has dado más libertad a Paco para hacer locuras con la producción. Esos organillos, esa voz tratada a lo Lennon psicodélico en algunas canciones, ese final ruidoso en “Apaga y enciende”…

Si, en este disco si no se le ocurría a él un disparate se me ocurría a mi, ha hecho lo que ha querido. Ya con Taller de Memoria me di cuenta de que podía tener total confianza en Paco y así lo hice. Es muy curioso pero el disco al final se acerca mucho a lo que tenía yo en  la cabeza sin haberlo hablado antes con él.

 
Aunque en general las letras de “Veo visones” son más crípticas y surrealistas, se siguen encontrando esos pequeños huecos que rellenas con referencias costumbristas de la vida diaria, muy al estilo de Kinks o Vainica Doble.  ¿Siguen siendo referentes para ti esas historias musicales de finales de los 60 y principios de los 70?

He aprendido a hacer canciones gracias a los Kinks y Vainica Doble creo que es de mis grupos preferidos. Son unos referentes muy fuertes para mi, una especie de diccionario del que me valgo para intentar expresar mis propias historias.


 
Hablando de Lennon y de los Kinks…diría que con este nuevo álbum te alejas un poco del grupo de los hermanos Davies y te acercas algo más a los Beatles. Más que nada por los pasajes psicodélicos y algo experimentales, a lo Sgt.Pepper’s.

Veo visones, la canción, ha quedado muy Beatles, es verdad. Mi preferido de los Beatles es el White Album y Let it be. Revolver también.

 
Ahora estás metido en la presentación del disco. ¿Cómo llevas estas nuevas canciones al directo?
En un formato de trio eléctrico. He cambiado de banda con este disco, me acompañan Miguel Aguas (Mamut) al bajo y Alejandro Jordá (Izal) a la batería. Creo que nunca he sonado tan bien en directo, es una maravilla tocar con estos chicos. En estos conciertos de presentación vamos a centrarnos en Veo visones pero también tocaremos unas cuantas de Taller de Memoria y alguna del primero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.