José Antonio García (ex 091)

Cuando conocimos a Joe Strummer, The Clash estaban en decadencia y buscó refugio en Granada con nosotros

 
Dijo alguien alguna vez que el tiempo es ese juez supremo que da y quita razones y que acaba poniendo a cada cual en el sitio que realmente le corresponde. No seremos nosotros quienes contradigamos tan firme aseveración, pero al menos nos vamos a permitir ponerla en duda, al menos durante el transcurso de la siguiente entrevista. ´Pitos´, o lo que es lo mismo, José Antonio García es uno de los músicos que más admiramos, no sólo por sus indudables cualidades como cantante (fue la voz de los clásicos e imprescindibles 091), que ahora sigue demostrando al frente de Guerrero García, sino por una trayectoria llena de luces y sombras, cadenas y fugas momentáneas, luchas y abandonos, pero siempre con la integridad por bandera y la perseverancia de quien se sabe importante en un negocio que ya, tras tantas idas y venidas, parece serle ajeno por completo.
 
Acompañando la escucha de Preparados, el segundo álbum ya publicado con su actual banda, repasamos trayectoria, perspectivas y anécdotas de una carrera que hoy circula por rutas secundarias pero igual de seguras.
 
Guerrero García nace como un proyecto a medias entre José Antonio García y Tony Guerrero, de ahí el nombre de la banda. Sin embargo, hace unos años Tony abandona el barco y los demás decidís continuar sin él, ¿ha marcado eso alguna diferencia en el funcionamiento del grupo?
El germen de Guerrero García nace cuando un día decidí enmaquetar unas cuantas canciones y fui a un pequeño estudio que tenia Tony. Empezamos a grabar las canciones y eso fue a más y empezamos a trabajar juntos. Carlos se unió en la grabación de algunas canciones, incluso trajo alguna canción suya. El nombre de la banda fue porque todos los miembros llevamos muchos años en la música en diferentes bandas, así que somos unos auténticos luchadores, unos guerreros, un nombre con doble sentido.
El grupo ya tenía su funcionamiento. Al irse Tony, Carlos y yo tuvimos que contraer la tarea de trabajar juntos y componer los temas para el nuevo álbum. La formación quedó en cuatro miembros durante un tiempo, después entró a formar parte Javier Muñoz como segundo guitarra y hemos vuelto a ser cinco nuevamente.
 
Seguís haciendo lo que siempre han hecho las bandas en las que has militado: rock directo, casi sin concesiones, pero con un ojo siempre puesto en las melodías.
Bueno, es lo que siempre nos ha gustado, el rock sin concesiones. Yo siempre he hecho lo que me ha gustado, he intentado reunir un puñado de canciones y hacer buenas melodías intentando dar un repaso por todos los palos del rock desde el rhythm and blues al punk pasando por una balada, siempre me he basado mucho en los Beatles, en cualquier disco de ellos tienen canciones de cualquier estilo. Creo que así un disco es más variado y no te cansas de escucharlo.
 
¿Qué queda en ti de aquel joven ambicioso que recorría los garitos de Granada en busca de una oportunidad con las canciones punk de TNT? Por cierto, fue gloriosa vuestra reunión en 2008 con aquel esperadísimo concierto en Armilla.
Ni yo mismo lo entiendo, pero sigo con las mismas ganas y la misma energía de cuando comenzaba, creo que el cuerpo envejece con el paso del tiempo pero la mente sigue lo mismo de joven, no envejece tan rápido. Musicalmente yo nací con el punk, musica directa, y solo tenía que soltar mi rabia. Los gustos que contraes en todo ese tiempo no se pierden nunca y es lo que siempre te atrae y te gusta, la música no se ha renovado desde hace muchos años y lo que sale son copias, me gustaría descubrir algun grupo nuevo y flipar, lo deseo pero solo encuentro copias, por eso escucho clásicos del rock and roll.
 
Cuando resucitaste Exxon Valdez, otro de tus antiguos proyectos, intentasteis darle nueva vida al grupo con canciones nuevas. ¿Por qué no fructificó aquel proceso?
Lo de Exxon Valdez es un cuento muy largo. Desde 1994 empecé con Jesús a enmaquetar canciones con un cuatro pistas que me regaló mi madre, al final lo teníamos en casa de Jesús y yo me iba en las horas libres que me dejaba el trabajo a grabar a su casa. Estuvimos mucho tiempo grabando y teníamos mogollón de canciones, montamos la banda y nos metimos a grabar una maqueta, no había forma de terminarla, las horas de estudio se acumulaban y nadie tenía dinero. Al final todo se fue al garete, se enfrió la cosa y como buen grupo punk salimos todos peleados.
 
Creo que hasta llegasteis a grabar una hoy perdida versión de ´En un sueño viniste´, de Enrique Morente, que recientemente han grabado Los Evangelistas.
Bueno, al final la maqueta se terminó, pero en las canciones se notaba la mala hostia que teníamos al grabarla. Conseguimos grabar  “Eclipse”, “Agonía, sueño y Fermento”, “En un sueño viniste”, “Amor en Sarajevo” y “Son de negros en Cuba”. Hicimos una portada para empezar a mover la maqueta por compañías, pero como te he comentado antes nos peleamos todos.
 
Sigamos haciendo un poco de historia para hablar de otra de tus bandas anteriores, Mezcal.
Mezcal era una banda acústica de versiones sin ningún tipo de pretensión, fue una reunión de amigos para tocar en el Ruido Rosa, pero cuando íbamos a tocar el ayuntamiento lo prohibió, así que como teníamos los temas sacados decidimos tocar en otro bar, otro día nos llamaron de otro y así durante cuatro años, yo mientras estaba grabando las maquetas de lo que sería el primer disco de Guerrero García.
 
Hasta llegar a las derivas funkys, a las ganas de abrir nuevos caminos sonoros y a un nuevo intento fallido: Sin Perdón, con los que grabaste excelentes canciones que, una vez más, no tuvieron demasiada suerte.
En la vida no es lo que vales sino el dinero que tienes. En el mundo de la música siempre siempre, desde que empecé en este negocio, todo ha estado comprado: el poder salir en una revista, en la TV, en la radio, ser número uno en una cadena, cuesta unos millones, y si para colmo tienes una agencia o un manager que son ineptos ya para qué te cuento. Sin Perdón fue mi primera banda después de la separacion de 091, en los últimos años escuchaba grupos como Jane´s Addiction, Red Hot Chili Peppers, Rage Against The Machine, etc… Me parecía una música innovadora, lo que ocurrió es que me junté con la gente equivocada para hacer la banda.
 

¿Nunca se te pasó por la cabeza, aunque eso habría que preguntárselo también a los demás ex miembros, recuperar la carrera de 091, aunque solo fuera para una pequeña gira de reunión y que después cada uno siguiera con sus asuntos?
Bueno, nosotros hacemos nuestras giras en casa de colegas con los amigos, hace poco nos juntamos José Ignacio,  Jacinto y yo y estuvimos echando unos cantes. No está en mi agenda que sea de otra forma.
 
Cuando una figura mítica como la de Joe Strummer entró en vuestras vidas y apostó por vosotros como productor, ¿qué pasaba por tu cabeza?
Yo me fui a Madrid haciendo dedo a ver a los Clash en 1983, imagínate conocer a Joe Strummer unos años después. Al principio era como algo que no había sucedido, era como un sueño, pero con el paso del tiempo Joe se convirtió más en un amigo, aparecía y salíamos de marcha juntos, celebramos su cumpleaños… era un tío que tenía tal atracción que no te cansabas de estar con él, cuando lo conocí fue en la decadencia de The Clash, y buscó refugio en Granada con nosotros. Hace poco tiempo ha salido un documental, “Quiero tener una ferretería en Andalucía”, donde se ve el lado humano de Strummer, como él era con la gente que encontró en su camino de Granada a Almería. Yo he participado en ese documental y he recuperado un blues para el documental, que Strummer escribió cuando hicimos las maquetas de “Más de cien lobos”.
 
Vuestro último concierto, grabado en un magnífico DVD y publicado como un maravilloso disco doble en directo, fue algo tremendamente emocionante, y aún hoy cuando volvemos a verlo pone los pelos de punta ver la cantidad de gente que guardará aquella noche como uno de sus más preciados recuerdos musicales.
Para mí aquellos dos días y las semanas de antes fueron días de muchos nervios y mucha tensión. Al mismo tiempo todo era muy emocionante y me dí cuenta del potencial real que tenían 091, la gente no paraba de preguntar “¿por qué?”.  Todo tiene un principio y un fin.
 
Y llegamos al presente, y como vosotros mismos decís en el título del álbum, por fin volvéis a estar ´Preparados´.
Llevamos bastante tiempo preparados para todo lo que tenga que llegar, tenemos una madurez envidiable y eso se refleja en nuestro comportamiento y nuestro saber estar en el escenario, a la hora de componer y diferenciar lo bueno de lo malo, solo esperamos que alguien se digne a destaparnos ya. Este ha sido un disco hecho concienzudamente mirando todos los detalles desde las canciones y la producción hasta las fotos y el tipo de portada, hemos dejado mucha de nuestra energía en ello. Lo malo de esto es que en estos momentos a nadie le interesa las novedades, el mercado musical está muerto, la industria se ha devorado a sí misma.
 
En este nuevo disco de Guerrero García hay un claro homenaje a las bandas que os han gustado siempre, de hecho el título, “Los 60”, ya es bastante explícito. ¿Volveremos a vivir una década tan prolífica en bandas, estilos y canciones?
Yo echo en falta precisamente eso, no encuentro canciones ni grupos que me hagan sentir, todo ha cambiado, seguramente habrá buenos grupos y canciones pero no te llegan, o están en su local de ensayo porque no hay salida, y aunque digan que tenemos la ventana de internet, volvemos a lo mismo: si no hay dinero no hay rock and roll. “Los 60” es un pequeño homenaje a esa década de grandes grupos y de grandes canciones, para mé es la época más prolífica del rock.
 
Sonáis a clásicos desde el primer tema, incluso en las baladas y en los brotes de blues de algunos temas, da la impresión de que este disco tiene mucho más aplomo que el anterior.
Nos gusta lo clásico, es lo más puro, es el principio de todo, siempre hay que aprender del origen, todos los grandes han aprendido de lo que salía antes que ellos. A mí el primer disco me gusta mucho, pienso que todas la canciones son excelentes, con muy buenas melodías, suena más a pop. Mi intención era que el sonido fuese más rockero pero el productor ejecutivo dio órdenes a escondidas para que sonara más pop y nos la colaron. También fue un disco con menos presupuesto. Con este hemos sido los responsables absolutos del concepto de sonido que queríamos.
Hay una pregunta que siempre me he hecho: ¿por qué durante toda mi vida he tenido que luchar con el enemigo en casa? No lo entiendo. Los americanos y los ingleses siempre han vendido un producto auténtico y en España intentas dar algo diferente y te rechazan o te obligan a sonar a alguien en concreto, nunca se han arriesgado. Tengo el recuerdo de estar luchando con la compañía, con el productor o con el técnico toda mi vida para que el resultado final salga como yo quiero.
 
Para un músico como tú y los que te acompañan, sobre todo en una ciudad tan activa artísticamente como Granada, la música debe ser una profesión, se gane más o menos dinero con ella, ¿o no?
Me gustaría dedicarme plenamente a ella pero la música es muy ingrata y me tengo que dedicar a otra actividad, el tiempo libre que me queda se lo dedico plenamente, no puedo vivir sin ella. Granada es una ciudad muy activa musicalmente, hay muchísimos músicos de mucha calidad, pero desgraciadamente hay que estar luchando contra los elementos constantemente, todavía no se han dado cuenta que esto favorecería a la ciudad en un alto nivel cultural.
 
Es difícil y arriesgado grabar en condiciones más o menos decentes en nuestro país y aún más salir de gira ante audiencias cada vez más menguantes. ¿Por qué el rock and roll sigue siendo el gran marginado en las agendas culturales de los ayuntamientos?
Grabar decentemente cada vez es mas difícil, a las compañías no les interesa ya el negocio y van sobre seguro, ahora tienes que ser autosuficient:  tú te grabas, tú te sacas el disco, tú te lo promocionas. Las grandes empresas discográficas se han autodestruido a sabiendas, les ha salido mas rentable venderte un ordenador, una grabadora, un escáner, una impresora, el cd vigen, internet, etc. que vender discos, y les han importado una mierda los artistas.
Con las salas ocurre algo parecido, el mundo al revé. Antes un empresario te contrataba para que actuaras en su local, después empezaron por meter música en vivo en las horas muertas del local antes de la despedida de soltero de turno o de la fiesta de la espuma, y han terminado cobrándote si quieres tocar en su local. Los políticos creen que somos una mercancía en sus manos, no les interesa el rock and roll en absoluto, solo te prometen algo antes de las elecciones y después se olvidan. esto lo llevo viviendo ya algunos años, incluso he conocido algún concejal que te pedía un tanto por ciento por contratarte.
 
¿Hay Guerrero García para rato o ya te ronda por la cabeza algún otro proyecto?
Durante estos años Guerrero García hemos pasado juntos buenos y malos momentos, ilusiones, incertidumbres, risas, carretera, bocadillos, marrones, alegrías… eso nos ha hecho ser más que compañeros de grupo. Somos buenos amigos, el panorama está feo pero a nosotros nos da igual, siempre en la vida hay momentos malos, y nosotros seguiremos hacia delante como mejor podamos. Somos una banda estable y con las ideas claras que son el rock and roll.
 

Un comentario sobre “José Antonio García (ex 091)

  • el 7 Febrero, 2018 a las 3:22 pm
    Permalink

    Hola, podríais proporcionarnos un correo de José Antonio García, 091? Soy un viejo amigo suyo y no consigo localizarle
    gracias
    Juan Gualberto

    Respuesta

Responder a Juan Gualberto Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.