Juniper Moon – La Boite (A Coruña)

Primer concierto al que asisto en La Boite, anexo al Playa Club y una sensación un tanto contradictoria.
Por un lado el lugar parece adecuado para la celebración de actuaciones de grupos pequeños, como era el caso, (en virtud del numero de asistentes), pero por otra, la ambientación del local es mas propia para una fiesta o un pub de copas que para sala de conciertos.
De todos modos el sonido no fue, ni mucho menos malo, y la ajustada asistencia de público hicieron que no se nos quedara pequeño.

Bastante esperada por estas tierras la visita de los de Ponferrada merced al entusiasmo demostrado por la mayoría de asistentes que más bien parecían colegas o familiares a tenor del calor que demostraban.
Previa salida del grupo titular y en calidad de teloneros salieron los Aston Martins, a los que volveremos a ver como teloneros de Galáctica dentro de dos semanas, y, sinceramente, esperemos que la noche les sea más propicia que la del viernes.

Me explico.

A pesar de la visibilidad un tanto reducida para los que estábamos debajo (debido a que la altura de la tarima donde se ubicaban los grupos dejaba un poco que desear), la puesta en escena del grupo, con dejes mod pero bien plantados, fue quizá lo mejor del concierto, porque nada más empezar a tocar sus canciones, (quizá también con el inconveniente de actuar ante un público poco familiarizado con sus temas), no se si por falta de rodaje, ensayos o qué (porque el sonido no era malo), se sucedieron los errores. La interpretación de los temas fue siendo suave, bastante deficiente, tocaron desacompasados, su vocalista parecía ir a otra velocidad que los músicos, y a los Martins se les veía un poco perdidos y sensiblemente cabreados.
Personalmente me gusto mucho más su puesta en escena que la última vez que tuve la oportunidad de verlos, pero para la próxima, deberían de cuidar un poco la ejecución de sus temas, de lo contrario, la sensación será la misma con la que creo, nos quedamos la mayoría, la de una banda amateur en fase de asentamiento, (y me parece que no es el caso).

Acto seguido Juniper Moon, que como era de esperar llevaron su propuesta de pop con hechuras punk con oficio, buen hacer y muchas tablas (se les ve muy rodados ya), aunque se notó la ausencia de su teclista y quinta componente del grupo, porque le resta un poco de profundidad a su sonido, que pinta bien en los temas más punks de su repertorio como “Madrid”, pero que es, en sus momentos más tranquilos, donde quizá se notaba excesivamente “básico”.
De todas maneras y como decía, el público respondió con gran entusiasmo, disfrutando bailando y pidiendo al grupo los temas más y menos conocidos (faltó alguno de mis favoritos), porque como digo aquello parecía una convención de fans, y el grupo, que se veía encantado no tuvo problemas en desplegar todo el arsenal de su reciente último disco, así como muchos de sus antiguos temas incluidos en sus dos Eps.

Lo que quizá fue demasiado, y deslució bastante el buen rollo y buen hacer del grupo fue el hecho de un espontáneo, bastante perjudicado, que estuvo montándola hasta que, cuando finalmente decidió subirse al escenario, fue amablemente sacado por la gente de seguridad.

Un incidente que unido al previo del concierto hizo que la noche se viese un tanto irregular musicalmente hablando, así que esperamos verlos de nuevo por aquí para poder juzgarlos en un escenario y condiciones un poco más propicias.

A los Aston Martins les daremos una nueva oportunidad en el próximo de Galáctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.