Keith Fullerton Whitman – Playthroughs (Kranky)

Playthroughs supone el primer acercamiento musical al lado más tranquilo del otrora conocido como Hrvatski, hombre más apegado desde un principio al sonido más histérico digamos, de un Squarepusher.

Con esos referentes, uno podría quedarse helado con la escucha de este estupendo Playthroughs.

Se trata de un trabajo que recoge de una manera muy meritoria los logros musicales de estos últimos años, de la exploración del fallo digital de Oval a SND a, sobre todo, el trabajo más texturizado de Fennesz con su magistral Endless Summer (01). En fin, una obra englobada en esa línea que vino a decirse de clicks and cuts o de modern urban dub pero que se asocia más a un dub ambiental y que cada vez se arrima más a una música ensoñadora, que parece amable pero se revela truculenta en su desarrollo y en su tecnología.

Dicho truco ya nos había sido desvelado antes, está en la introducción de sonidos conocidos (guitarras acústicas sobre todo, pasajes ambientales, elementos naturales), en definitiva de dar al oyente un clavo al que agarrarse y que dotan a una música, en principio bastante áspera, de una suavidad y sutileza inusitada.

Playthroughs,me atrevería a decir que supone la cumbre del género desde un punto de vista de lo ensoñadora y envolvente que se muestra su música al añadir esos ambientes naturales, a un álbum que, por contra se queda corto en innovación sonora al lado de sus coetáneos de SND, Fennesz, o el propio Jan Jelinek que fusilan todo tipo de estilos y los pervierten de un modo mucho más arriesgado que el propio Fullerton.

De todos modos aquí la novedad radica en que el modo de transcurrir el minutaje, que es más propio de unos Godspeed You Black Emperor que de la electrónica al uso, de ahí que se aleje del concepto de innovación sonora tan propia de los artistas de este estilo y se acerque más a los postulados propios del post-rock más ambiental, sólo que en este caso en post-rock se revela post-dub o post clicks, o post lo que queráis, pero que le da una estructura narrativa al disco que lo distancian positivamente de su legión de competidores.

En definitiva un buen ejemplo para entrar en el mundo de la electrónica pionera de todo un sonido del que luego se nutriría el pop para dar lugar a la tan bien acogida indietrónica.

Si buscas referencias detrás de la evolución musical reciente de Björk, o si pretendes continuar el camino que iniciaste con múm, ésta es la tuya, si buscas que tu cerebro se estimule ante nuevos bombardeos entonces, no te supondrá novedad alguna, pero te hará disfrutar como pocos álbumes este año.

En cualquier caso, una elección segura que se crece con cada nueva escucha. Hazte un favor y cómpratelo, luego me cuentas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien