Cómo Las Vegas se convirtió en el lugar al que los músicos iban a retirarse

Cuando Elvis Presley cantaba “Viva Las Vegas”, lo hacía por algo. La Ciudad del Pecado extiende un enjambre de neones que cualquiera puede confundir con estrellas si no abre bien los ojos. Por ello, Las Vegas, desde su erección como ciudad del juego, ha resultado siempre atractiva para múltiples músicos y artistas. Es más, ¡hasta The Who, que tanto presumían de ir a contracorriente, se rindieron a las tentaciones que esta ciudad estadounidense ofrecía de aquellas y todavía ofrece!

Elvis Presley, el origen de todo

Tras ocho años sin dar un solo concierto, etapa durante la cual se enroló en el ejército y se dedicó a protagonizar toda suerte de películas, Elvis Presley se mudaba definitivamente a Las Vegas a mediados de 1969. Con él explotó un concepto diferente de conciertos, el llamado residency show. Durante su estancia en la Ciudad del Pecado, El Rey deleitó a todo aquel que se pasó por allí en la década de los 70 a lo largo de más de 800 conciertos.

El Rey empaña el lustre de los residency shows

Sin embargo, aunque Elvis Presley era una leyenda y popularizó aún más la ya popular Las Vegas, este tipo de espectáculos no salieron muy bien parados. El motivo es conocido: la decadencia del músico fruto de sus adicciones. Sus últimos años en el escenario se recuerdan por mostrar una imagen descangallada y fané, con sobrepeso y unas capacidades para la interpretación mermadas de forma alarmante.

Con ello comenzó una maldición: ningún músico que fijase su residencia en Las Vegas lograría jamás relanzar su carrera. Aunque bueno, bien es verdad que la mayoría de los que acaban acudiendo a ella lo hace a edades provectas, con lo que buscan un lugar divertido para pasar su retiro y no la recuperación de sus éxitos pasados.

¿Siguen siendo los casinos de la ciudad de Las Vegas tan atractivos debido al auge de las plataformas online?

Son muchos los artistas que se han instalado en el epicentro de Nevada para pasar su retiro o establecer sus propios residency shows. Ejemplos célebres de ello son Britney Spears, Billy Idol o Rod Stewart. No hay nada como haber amasado millones, seguir teniendo la opción de interpretar y disponer de un elenco de juegos de casino inimaginable.

Aunque claro, la tecnología ha empezado a reducir en parte este atractivo. Y es que sitios como time2play para juegos de azar en línea hacen del acceso a este tipo de actividades algo mucho más fiable cuando se quiere usar para ello internet. En webs como esta, uno puede encontrar plataformas de calidad donde imitar a las estrellas del mundo de la música en bata y sin ni siquiera tener que salir de casa. ¡Chúpate esa, Elvis Presley!

Pero vamos a centrarnos con más detalle en algunos de los casos más representativos de esta extraña tendencia musical entre los músicos ya maduros o que se sienten acabados:

Cher

A finales de la década de los 90 del siglo pasado, Cher publicaba “Believe”. El éxito fue masivo. La artista creyó que no volvería a estar a la altura de las expectativas tras la publicación de ese trabajo, con lo que decidió, tras una impresionante gira mundial de despedida, refugiarse en Las Vegas. Pero allí llegó a un acuerdo con el Hotel Caesars Palace, donde en tres años realizó hasta 192 actuaciones con las que engrosó aún más sus ya bien engrosado patrimonio.

Céline Dion

En el mismo emplazamiento en el que actuó Cher, pero cinco años antes, Céline Dion también recurrió a Las Vegas como refugio. Aunque también se instaló en ella como una forma de compaginar sus actuaciones con la agónica enfermedad de su marido. Su entrega a la ciudad fue impecable: más de 600 conciertos en apenas tres años. El espectáculo se llamaba New Day. No contenta con ello, y con ganas de superarse a sí misma, volvió en 2011 para ofrecer una segunda parte de la performance.

Madonna: La oveja negra de la familia

Pese a todo el glamur que parece desprender Las Vegas para los artistas (y también comodidad debido a la posibilidad de llevar a cabo los llamados residency show), no todos los artistas se dejan seducir por sus encantos. Y no hablamos de una cualquiera, sino de la que, para muchos, es la reina del pop: Madonna.

Y es que Madonna siempre se ha negado a tener una residencia fija en Las Vegas y mucho menos a participar en el tipo de shows que aquí describimos. No en vano, la artista ha declarado más de una vez que Las Vegas no es un lugar al que quisiera ir a trabajar, sino, más bien, a morirse.

La tendencia continúa

En pleno 2022, parece que la tendencia continúa. En los últimos años, artistas superpopulares han probado lo de pasar un tiempo en la ciudad, como Lady Gaga. Con ello, parecen haber roto la maldición de Elvis Presley que condenaba al arista que apostaba por las residency show a no volver a ser nunca el mismo. ¿Quién será el próximo en hacerlo, Jack White, quizás, que viene cargado de nuevo material para este 2022?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien