Niños Mutantes (Conciertos Dobles) – Siroco / El Sol (Madrid)

Día 22 – Siroco

Ya da igual, me rindo, si los conciertos empiezan más de 45 minutos tarde de la hora prevista no pasa nada.

Hacinados en el poco espacio de Siroco y gozando de una posición privilegiada en la cercanía que permite esta sala empezó el primero de los dos conciertos de Niños Mutantes en Madrid, el dedicado a los discos Mano, Parque, Paseo (98) y Otoño en Agosto (00), una excelente oportunidad para escuchar canciones que ni nosotros escuchábamos y ni ellos tocaban hace tiempo.

Entre el repertorio se colaron dos de sus Versiones Autorizadas (00) , “Leave me be” de The Zombies y la versión traducida de “Boys don´t cry” (No llorar) de The Cure. Los Niños Mutantes daban, de vez en cuanto, un acelerón al concierto tocando seguidas varias canciones. Otras veces paraban el concierto y hablaban con el público, se hacía un referéndum, se aplaudía a los que habían ido y a los qué repetirían la noche siguiente, se abucheaba a los que no iban a ir y a los que no habían ido.

A medida que iba avanzando el concierto el calor se hacia sofocante, desde el escenario ya se había pedido un ventilador (sí, lo sé, también se había pedido un peta). Los mejores momentos, vinieron con canciones cómo “Veneno–Polen”, “No quiero bailar”, “Kateherine” y la antes mencionada “No llorar”.

El premio a la insistencia de la noche, aunque lamentablemente no consiguieron su objetivo, para el sector que pedía una y otra vez “La ardilla roja” y obtenían como respuesta que no era posible tocarla por medios técnicos, “…no hemos traído la flauta”.

En los bises, la psicópata “Caramelos” (“…regaré mi jardín con tu sangre.”), y para finalizar la noche, “Globo”.

Día 23 – El Sol

Con mejor sonido y mucho más holgados que el día anterior le tocaba el turno al último disco de Niños Mutantes, El sol de invierno (03). La cuarta vez que el grupo tocaba en esta sala, según palabras textuales.

Aunque el repertorio de este día giraba en torno al último disco también hubo hueco para presentar canciones nuevas como“Emperador Jorge” dedicada “cariñosamente” a George Bush, otras aún no tienen nombre.

Se colaron en el concierto tres versiones, una excelente versión de “Electricistas” de Fangoria, otra de 091, “En tus ojos”, y la última canción del concierto que fue una coreada “Where is my mind?” de los Pixies.

El concierto fue más flojo que el del jueves, probablemente porque sonaron la gran mayoría de sus éxitos. Los Niños Mutantes expresaron su deseo de poder hacer en un futuro unos conciertos triples, tan sólo me queda decir que ójala sea posible que lo hagan, y también deciros a todos aquellos que no habéis podido verlos en directo que tenéis una gran oportunidad el día 8 de mayo en el Festival Indyspensable en Villaverde, además gratis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.