Pal – Sala Berlín (Zamora)

Hace menos de seis meses, con motivo de la celebración del Proactive Festival, Pal nos visitaron por primera vez. Ya entonces para muchos (donde me incluyo) fueron la auténtica “revelación” del festival y parece que ellos también se sintieron bien acogidos, al repetir en la ciudad nada menos que para poner el punto final a su alabada gira nacional presentación de Canciones Hacia El Fin De Una Especie.

Ante una Sala Berlin abarrotada, se presenta la banda para comenzar el concierto con “Cuenta Atrás” (sin duda una de las mejores canciones nacionales del pasado año y candidata a himno sombrío), a la que le siguen turbadores temas como “Ya Te Llegan”, “Un Hilo De Wolframio” “2+1 o El Espacio De Lo Posible” o “Molécula” de su primer largo. El concierto se desarrolla del tirón, sin que el sonido desaparezca del todo en ningún momento, con infinitas canciones enlazadas formando un todo y acrecentando el efecto de impecable compactación, tanto de la banda como de su barroco e hipnótico sonido.

Su cantante Carlos Tornado es un frontman con personalidad y tirón. Baila sin control (golpeándose de paso con la pared) y grita rabioso durante las canciones, contagiando al público. Es parco en palabras e incluso su voz queda secundada entre los muros de sonido, efectos imposibles (bendito theremin) y resonancias setenteras, que con incontrolable furia factura la banda (especial mención para el batería Kike Pierrot que destrozó varias baquetas). Piel de gallina…

El broche de lujo lo pone el iracundo “Venus In Furs” de la Velvet con el que se despiden, dejando “brutal” y “salvaje” como los adjetivos más usados por los presentes. Creo sinceramente que sobre un escenario, Pal están a un nivel que hoy pocos grupos nacionales pueden alcanzar. Y es que los toledanos son ya son una realidad…y de qué manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.