Parker And Lily + Loom – Playa Club (A Coruña)

Mayor expectación de la que en un comienzo cabría esperar para ver a Parker & Lily un miércoles en el Playa Club de A Coruña(algo tendrá que ver el patrocinio de Rockdelux).

El resultado, igual que la afluencia de público. Inesperado.

Antes de la acometida de las huestes neoyorquinas actuó el grupo ferrolano Loom con una propuesta de lo mas heterogénea pivotando entre el punk-rock de inicio de concierto, hasta momentos mas intimistas cercanos al rock americano de toda la vida o incluso amagando peligrosamente hacia los pantanosos terrenos del A.O.R que no les beneficiaba nada. De todos modos su estupenda cantante(se movía igual de bien en todos los registros del grupo) les ayudó a salir airosos de la ingrata labor de teloneros.

Con muchas ganas se aguardaba entre sus fans el desembarco del grupo titular cuya propuesta bien podría definirse entre una mezcla de aquel sonido que patentaron en su día The Young Marble Giants con el estupendo Colossal Youth (1980, ya ha llovido) y la estética lynchiana de filmes tan recomendables como Blue Velvet amén de una manifiesta querencia por las bandas sonoras de filmes y la electrónica minimal con ciertas reminiscencias retro que establecen puentes con propuestas mas propias del viejo continente como Broadcast, o incluso Black Box Recorder.

El concierto, a pesar de que el sonido no le hizo demasiada justicia , (se quejaban Parker Noon por el feedback y Lily Wolfe por el sonido de su micro), sí llego a esa sensación de surround que parece faltar en sus discos.

Musicalmente alternaron los temas de sus dos álbumes, Helo Halo (01) y el reciente Here Comes Winter (02) y único editado en España.

Y así transcurrió de modo y espíritu similar al que se puede oír en sus discos, con dulzura y tristeza y quizá con una presencia mas agresiva de lo que cabía esperar de la guitarra de Parker.

Estupendas sonaron “Hello Halo” y “Planes In Clouds”, quizá las más conocidas junto con “Here Comes Winter” y que incitaron al público un poco más a la interacción. La más desmadrada, de todos modos, fue la versión que prometieron tocar y tocaron del tema del film The Book Of Jungle.

No sé si por falta de motivación de unos (grupo) u otros (público), se creó una atmósfera tensa y un tanto extraña que a servidor le encandiló de tal forma que no podía más que quedar boquiabierto. No haría falta decir que adoro la música de Parker & Lily, y que no es de las que entran a la primera en un concierto, pero ese feedback y la inevitable querencia y aspecto cinematográfico que imprimen a sus actuaciones les permiten pasar con nota (y alta) cualquier irregularidad musical.

¿Cualquiera?. Bueno, cualquiera no, cuando el grupo se larga a la escasa hora de haber empezado, justo cuando aquello se animaba y uno está metido de lleno en ese delirante mundo surrealista, se te queda cara de poker.
Salieron ante los aplausos (un tanto tímidos) del gentío e hicieron un bis de ¡1 tema! y se fueron por donde habían venido.

Ante la decepción, a comprar sus discos a la salida y consolarnos en la soledad de nuestro dormitorio.

Agrio final, pero al cabo de una semana, por eso de la química cerebral uno sólo se acuerda del concierto y esboza una amplia sonrisa.

DELICIOSO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.