Paul McCartney – III (Capitol / EMI)

Se completa, por fin, la trilogía numeral del Paul McCartney más multi-instrumentista, la cual inició su primer capítulo en 1970, justo después de resquebrajarse The Beatles y que prosiguió en 1980, tras disolverse Wings (sobre ambas bandas puedes encontrar varios reportajes aquí en Muzikalia). Lo que no sabemos es si, en el futuro, el músico británico arrojará el dado para que éste marque el número 4 o incluso el 5, respecto a esta particular saga suya con títulos cifrados.

Nadie debería negarle a McCartney que es uno de los músicos más increíbles y capaces desde que el ser humano descubrió la música. Tampoco se le puede restar mérito de intentar seguir en la brecha a sus 78 años. Debemos perdonarle también (yo el primero) que en los dos últimos discos su voz ya haya perdido consistencia y no sea la misma de cuando era más joven. Es normal ésto último.

Sin embargo, ¿tal vez debió acordarse el bajista inglés del refrán “una retirada a tiempo es una victoria” (una circunstancia ésta que, quizás, debió acontecer desde, como mínimo, el año 2005) y dedicarse a ser solamente productor o a hacer colaboraciones estelares en álbumes de grupos jóvenes?. Es indudable que, como compositor puro y duro, Paul se va situando ya cada vez más y más lejos de grandiosos LPs como puedan ser Sgt. Pepper’s lonely hearts club band con The Beatles (1967), Band on the run con los Wings (1973), o en solitario como con Tug of war (1982), Flowers in the dirt (1989) o Flaming pie (1997); entre algunos otros. Así que ¿debemos tomarnos III y otros álbumes del artista, durante el nuevo milenio, como pequeños regalos bienintencionados que todavía nos hace una leyenda como Paul McCartney?

Bajo mi prisma personal, los 8 minutos de la muy interesante “Deep deep feeling” se erigen como el momento más inspirado del LP y con diferencia, ya que esta pieza suena arriesgada, extraña, mutante, aventurera y donde “Macca”, por lo menos, se esfuerza por salir de algunos repetitivos estándares sonoros suyos, en los cuales permanece anclado desde hace 15 – 20 – 25 años, aprox. Le hubiera ido mucho mejor, creativamente, al LP III si su autor hubiera planteado más canciones tan imaginativas como ésta. La levemente agresiva y estrambótica “Slidin’” hace muy buena pareja con la anterior citada y ésto mismo se ve favorecido y reforzado por el hecho de que, como única excepción, McCartney ha permitido que intervengan y le enriquezcan otros músicos (Rusty Anderson a las seis cuerdas y Abe Laboriel Jr. a las baquetas) en este séptimo corte. Éste mismo compás se muestra algo superior a “Lavatory Lil”, la cual, por otro lado, trata de igualar, aunque en vano, a más poderosos rock de juventud del vocalista como, por ejemplo, “I’ve had enough”(1978) o “No Values” (1984); aunque siguiendo el consejo del propio McCartney: la “dejaremos estar”.

No se ha de negar que este trabajo ha conquistado el nº1 en Inglaterra y es que el intérprete de Liverpool no conseguía ésto mismo en su país natal desde 1989, nada menos. También esta misma obra, rotulada con guarismo romano, se disparó hacia el culmen de las listas en Brasil o Alemania, además de sumar un nº2 en Estados Unidos. Sin embargo, desde una apreciación exclusivamente compositiva a mí, personalmente, me duele ver a tan bajo nivel actual a alguien de la universal magnitud musical de McCartney y es que emerge la cavilación siguiente: ¿hay demasiada gente que no le ha comunicado al emperador que éste desfila despojado de ropa? ¿Cómo nos sonará este disco en 2025 o 2030, ya desde una perspectiva histórica, más serena y no tan reciente? ¿A que lugar irá a parar III dentro de toda la discografía de este astro del Reino Unido?

El caso es que, desgraciadamente, “Long tailed winter bird” presenta el aspecto de un ejercicio de calentamiento o de una simple probatura, sin una dirección nítida, en medio de un ensayo alejado de la toma final. “Find my way” o “Seize the day” parecen como si fueran cantadas por el intérprete, a sus bisnietos, junto al fuego de su lujosa chimenea. “Pretty boys”, “Kiss of Venus” y con toda probabilidad “Winter bird / When winter comes” son todas algo muy aproximado a azucarados descartes de un todavía respetable disco de los 90 de Paul McCartney, como Off the ground, como si dichas tonadas hubieran quedado congeladas hace 25 o 30 años y ahora Paul las rescatara como si nada.

También “Women and wives” o “Deep down” suenan como maquetas inconclusas y es que, en definitiva, no siempre McCartney ha ejercido un máximo y estricto control de calidad hacia muchos de los discos que ha fabricado tras The Beatles y a estas alturas, ya no le vamos a cambiar al veterano músico. Honestamente expresado, se añora siquiera una aproximación a espectaculares melodías suyas, en solitario, como “Long-haired lady” (1971), “No more lonely nights” (1984), “Once upon a long ago” (1987), “Put it there” (1989) y muchos otros modelos de similar condición “macartniana”.

En términos generales, el LP transcurre por derroteros indudablemente minimalistas pero inclinados los mismos hacia una textura casera, inocua, floja, casi plana, de simple divertimento personal, exigua de arreglos y sin una producción de extenso compromiso (considero insuficientes la auto-supervisión del instrumentista y el aislado “cameo” de George Martin en el corte onceavo, el cual cierra el LP); como siempre debería corresponder, acerca de esta última función profesional, en relación a un histórico nº1, en este caso, Sir Paul McCartney.

Efectivamente, el trípode de estudio comentado de 1970, 1980 y 2020, es decir, cuando “Macca” toca la totalidad los instrumentos (piano, batería, teclados guitarras y bajo en III, concretamente) y no consiente que nadie o casi nadie le acompañe ni le asesore mínimamente, no han resultado precisamente los años más álgidos y deslumbrantes en la, por otra parte, más que dilatada y aclamada trayectoria del cantante de Merseyside. Sin embargo y como consolación, podemos auto-interrogarnos muchos adeptos a su música con eso de: “¿más vale un nuevo LP que nada?” Todo son ángulos de visión, al fin y al cabo.

Finalizo con la última cuestión que yo creo que debemos formularnos a nosotros mismos. ¿Qué hubiera pensado el inmortal John Lennon de esta obra? ¿Hubiera replicado el exigente y ácido John con una segunda parte de su canción “How do you sleep?” (1971) y habría recalcado frases suyas como “el sonido que haces es muzak para mis oídos”, o bien Lennon hubiera felicitado a su ex-compañero al igual que con el LP Band on the Run (1973)? Reflexionemos, objetivamente, sobre ello si de verdad pretendemos ser justos con el gran e irrepetible Paul McCartney y su III.

Escucha Paul McCartney – III

10 comentarios sobre “Paul McCartney – III (Capitol / EMI)

  • el 4 Enero, 2021 a las 10:20 am
    Permalink

    Pues yo creo que es su mejor disco en 20 años, la verdad. Vuestro análisis eso sí, muy certero

    Respuesta
  • el 4 Enero, 2021 a las 12:06 pm
    Permalink

    la verdad, te propongo un trato, escucha 3 veces el album de principio a fin,, y luego vuelve hacer la critica.
    en mi opinion es uno de los mejores albumes de mccartney, no tiene hits pero es un album que al escucharlo se hace corto. womens and wives si fuera radiada pienso que seria un exito, pero ahi como siempre , desde 1993 mccartney no promociona en radios españolas , sale en prensa y ahi queda todo, a no ser que seas fan y estes al tanto , poca gente se entera de sus nuevos o recientes trabajos, por cierto muy buenos. un saludo y viva la buena musica

    Respuesta
  • el 4 Enero, 2021 a las 2:10 pm
    Permalink

    Yo te propongo otro trato Jose Herrera, resulta que he escuchado atentamente el álbum 4 veces antes de hacer la crítica y resulta que llevo a escuchando toda la discografía de McCartney desde hace 35 años. Así que el trato es que vuelvas tú a reescuchar toda la discografía de McCartney y luego me dices y además te preguntes también que pensaría John Lennon de este disco. Y un nuevo trato: coges y publicas tú otra crítica en otro medio ( mi artículo se queda tal como está en Muzikalia) y ya te haré yo los comentarios foreros allí.
    Para mí, el disco es de los peores de su carrera, no tengo ninguna duda, ahora bien, eso es según opiniones y gustos.

    Respuesta
    • el 4 Enero, 2021 a las 6:21 pm
      Permalink

      me gusta tu respuesta, en muchos sitios comentas algo y ni te contestan,, un 10 x ti,, yo llevo escuchando a mccartney desde el 89,, de ahi,, descubri todo su pasado, pero a mi una cosa que entre comillas me molesta, x que siempre hay que comparar a mccartney con su etapa beatle (digamos 8 años en la cumbre aunque habian empezado un poco antes), o preguntarnos que pensaria john lennon? me gustan los beatles ,, me gusta lennon,, esta claro que los beatles fueron lo que fueron,, pero es como decir bumbury y hacer comparaciones con heroes,, dani martin y hacer comparaciones con el canto del loco, no se si me explico,, yo escuche el album que por cierto ni esperaba que sacara un album nuevo y me encanto. un saludo y viva la buena musica

  • el 4 Enero, 2021 a las 3:10 pm
    Permalink

    Estoy contigo Txus. Disco que parece un pasatiempo frivolo del músico. Me siento un poco defraudada con McCartney. Ya se le nota bastante alejado de sus grandes canciones de los 80 en solitario. Es un disco totalmente prescindible y editado para familiares y amigos. Según Lluis Gavaldà miembro del grupo Els Pets, ultra-fan de McCartney ha reconocido recientemente en su programa de música El Celobert en icat fm, que este disco no pasará a la historia como uno de los mejores discos de Macca y lo suscribo también.

    Respuesta
  • el 4 Enero, 2021 a las 5:56 pm
    Permalink

    McCartney mientras desayuna se saca un disco que se mea en el 80 por ciento del resto de discos publicados en ese mismo año. Y eso es así.

    Respuesta
  • el 1 Febrero, 2021 a las 7:54 pm
    Permalink

    Me ha sentado muy mal que sugieras la retirada de Paul. Como amante de la buena musica, tendrias que agradecerle, que un genio que se acerca a los ochenta, decida hacernos un regalo, antes de finalizar el horrible 2020.Y retirarse a N.Y. Ya sabemos que su voz ya no es la de un mozalbete. pero es que en Women and wives, se nota que lo podia hacer mejor y no lo ha hecho. porque pasa de gente como tu.
    Ya sabemos que no es otro Band on the Run , es otro Mccartey . Como hizo en Mccartney I en que
    todos como tu esperaban un Abbey Road. Pero hace lo que le da la gana.

    Respuesta
  • el 21 Febrero, 2021 a las 8:28 pm
    Permalink

    Txus Iglesias tú sí que tendrías que jubilarte!! ? realmente que aportas tú? nada!! y Paul sí!! ha hecho un gran álbum con el reposo del tiempo se apreciará. Puede gustar más o menos su voz madura pero es eso una voz de un hombre maduro, que esperabais la del Beatle Paul?? es absurdo!! es como esperar que vuelva el Beatle Jhon no veis que es absurdo?? y más ridículo es lo de imaginar que diría Jhon de este álbum …nosé en que fantasía te metes ,mejor que madures y te dejes de tonterías ? . Una reseña realista es que és un álbum muy bueno y tocado con maestría lo cual no quiere decir que tenga que gustarte claro para gustos colores!! pero esa bateria en Find My Way …esa voz profunda i gastada en Women and Wides que juega a favor de la interpretación….Deep Deep Feeling!!! y mucho más se remueve aquí ???????? Un abrazo a todos!! seize the day!!?

    Respuesta
  • el 11 Abril, 2021 a las 12:26 am
    Permalink

    Me pareció un álbum excelente. Para darle esta calificación tuve que escucharlo 3 veces. Pero vale la pena.
    La cara A es lo mejor desde Faming Pie. Y ese final que nos regaló el gran Paul, por Dios…que siga componiendo y deleitándonos, por lo menos para un álbum más!!!

    Respuesta

Responder a Paco Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien