Pumuky – El Eterno Femenino (Jabalina)

Jabalina sigue demostrando su interés y cariño por un género tan en desuso como lo es el single. En esta ocasión nos encontramos con el nuevo lanzamiento de Pumuky, El eterno femenino.

Tras un periodo de refundación, la banda canaria resurge con un trío de canciones que perfila aún más su personalidad ya del todo definida desde el colosal El bosque en llamas (09) y confirmada con la belleza herida que transpiraba Plus Ultra (11).

Pumuky y el Eterno Femenino cuenta con una intrahistoria trascendental, muy del gusto de Jaír Ramírez. Se trata de dotar de un valor añadido, de un telón de fondo que transporte las canciones una dimensión más allá de forma homogénea en este caso. Un conjunto de temas que beben del coro místico del Fausto de Goethe: la búsqueda de la esencia y la belleza desde una perspectiva soñadora y casi mítica, un retorno a los orígenes que permitan frenan la destrucción a todos los niveles que el hombre ha pergeñado sobre su propio mundo.

El tema principal, “El eterno femenino y el sexo del universo”, resulta envolvente, etéreo e ingrávido, como esa esperanza que no termina de ser más que una ilusión erigida a través de una invocación arrastrada, una atmósfera brumosa que desvela a duras penas el anhelo por volver a redescubrir la sensación de vivir. Típica construcción de los canarios emocionante repleta de sonidos que embellecen el efecto de confusión existencial.

“Taganana chorus mysticus” surge menos armada, pero trufada de múltiples destellos en otro canto a la salvación del amor trágico como una, en apariencia, nana lo-fi. El single se cierra con “Buscando a mamá emperoratriz en Suicide Avenue”, quizá uno de sus mayores ejercicios de ambición lírica, una plegaria de devoción inmensa al amor superlativo.

Otro paso firme de Pumuky que deja con ganas de seguir adivinando el resto del sendero.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.