Reseñamos ‘El Drogas. El documental’

Hasta hace una semana mi Top Ten de documentales musicales estaba presidido por el genial Searching for Sugar Man que versa sobre las segundas oportunidades, lo seguía The Filth and the Fury dedicado a los míticos Sex Pistols y luego un variado entre los que está Camarón, Flamenco y revolución, Suede: The insatiable ones o el Amazing Grace con una potente Aretha Franklin. Sí, en realidad soy un fanático de este género y cualquier estreno que verse sobre dicha temática me lo zampo en cuantito pueda. A veces salgo maravillado, otras maldiciendo cada plano. El que nos ocupa queda relegado al primer concepto y acabo de incluirlo en mi lista. Hete aquí lo que da de sí El Drogas. El Documental.

A ver, es normal que un personaje tan explosivo, contracorriente y controvertido como este merezca un documental, un musical, una película y hasta una serie de Netflix con varias temporadas como mínimo. Evidentemente no podía ser uno con fotitos y vamos que nos vamos; no, hijo, no. ¿Y qué tiene de especial? Pues te atrapa desde el minuto cero coma uno. Empatizas tanto que llegan a dolerte hasta sus decepciones. Esa es la magia de esta obra; el equilibrio perfecto para situar al espectador. Para todo ello Natxo Leuza, director del mismo y que ya sorprendió con Born in Gambia (2019), usa todos los recursos, grabaciones y el amplio material audiovisual para llevarnos por este quijotesco personaje.

Sus primeros fogonazos no pueden ser más premonitorios; nació en 1959 cuando Hemingway visitó España, cuando se creó ETA y el año en que Paquito Franco inauguró la Basílica del Valle de los Caídos. Por tanto su nacimiento ya vino señalado por acontecimientos históricos, contradictorios y generadores de polémicas. Pero de todo ese maremágnum de desgracias sobresale alguien cuyas palabras y letras no dejan indiferente a nadie. Nos hallamos ante una exploración de sus momentos tanto dulces como amargos. Conocemos lo de su ojo mal desarrollado, que su apodo vino por sus pintas y luego, por desgracia, deambuló por ese inframundo. Alucinó con el glam y habló en una letra sobre el feminismo cuando ser feminista no se llevaba. En una imagen que resume un poco este film; aparece moviéndose serpenteante sobre el escenario, melena al vent, con una música a piano de fondo. Y ahí estriba su magia de Enrique Villareal, El Drogas; la capacidad innata para tener al público embobado sólo con su presencia.

Duele, y mucho, cuando nos cuenta el sufrimiento que le causó su expulsión de los Barri. Aunque tampoco dedica mucho tiempo al hecho, si podemos intuir cuánto daño provocó a él y su entorno. Pero en vez de mostrarnos un personaje miserable y rencoroso no aparece ni un ápice de venganza. Ni tan siquiera maldad, al contrario, muestra su grandeza refugiándose en los suyos; su ama con alzhéimer, la “socia” Mamen, sus hijos y unos nietos con los que se desvive.

Es un documental hecho con sumo gusto, de buena manufactura, aunque le falta un poco de hondura en algunos temas (drogas y la expulsión de Barricada, por ejemplo) pero, de seguro, él no quiso ahondar por todo lo que conlleva recordar tales momentos. Nutrido todo ello con material de archivo, actuaciones musicales y entrevistas con gente de la talla de Rosendo Mercado, Fito Cabrales, Christina Rosenvinge, Carlos Tarque, Kutxi Romero, Gorka Urbizu o el periodista Javier Gallego, tras su éxito en la sección Zinemira del Festival de San Sebastián, ahora lo podremos disfrutar en las salas.

Sí, he disfrutado como un renacuajo. Cierto es mi pasión y admiración por su persona y su obra, pero también podría parecerme el documental regulero o penco de tres mil pares, y también os lo diría. No me caso con nadie como bien sabéis. Pero es que este… ¡Este es tan genial! Como él mismo dice en la cinta; “Cuando me dicen que me ponga recto, la vida es la que se me tuerce”.

Recomendable si te gusta el rock, El Drogas, Barricada pero, sobre todo, el discurrir vital de un mito vivo de nuestra música. Larga vida al Drogas.

 

El documental El Drogas se estrena el viernes 25 de septiembre y se puede ver en todos estos sitios:

Navarra (Yelmo Itaroa),

Barakaldo (Yelmo Megapark),

Vitoria (Yelmo Boulevard – Vitoria),

Madrid (Yelmo Ideal, Yelmo Rivas Futura, Yelmo Tres Aguas),

Barcelona (Yelmo Comedia, Yelmo Icaria),

La Coruña (Yelmo Rosales),

Vigo (Yelmo Vigo),

Alicante (Yelmo Puerta de Alicante),

Albacete (Yelmo Imaginalia),

Almería (Yelmo Torrecárdenas),

Málaga (Yelmo Vialia Málaga),

Santa Cruz de Tenerife (Yelmo Meridiano),

Las Palmas de Gran Canaria (Yelmo Las Arenas),

Gijón (Yelmo Ocimax),

Sevilla (Yelmo Lagoh Premium),

Valencia (Yelmo Valencia Mercado de Campanar),

Valladolid (Yelmo Vallsur)

Zaragoza (Yelmo Plaza Imperial)

Ya están a la venta en la web de Cine Yelmo.

 

 

 

 

 

7 comentarios sobre “Reseñamos ‘El Drogas. El documental’

  • el 24 Septiembre, 2020 a las 9:09 am
    Permalink

    Ganazas de verlo, gracias por la infor

    Respuesta
  • el 24 Septiembre, 2020 a las 1:03 pm
    Permalink

    Un grande como Enrique merece algo así, sin duda alguna

    Respuesta
  • el 24 Septiembre, 2020 a las 3:05 pm
    Permalink

    Pues ya tengo planes para este finde y, además, el Ocimáx de Gijón me pilla cerca. Thanks

    Respuesta
  • el 24 Septiembre, 2020 a las 3:12 pm
    Permalink

    Este viernes se estrena el docu del Drogas? No me lo pierdo.

    Respuesta
  • el 24 Septiembre, 2020 a las 7:59 pm
    Permalink

    Pues ya tengo plan para este finde con este docu. Enrique el Drogas forever desde Zaragoza

    Respuesta
  • el 24 Septiembre, 2020 a las 8:00 pm
    Permalink

    Pues este director es bueno, me gustó esa peli suya. Habrá que verlo

    Respuesta
  • el 25 Septiembre, 2020 a las 11:57 am
    Permalink

    Ya tengo mi entrada para esta noche. Quiero ser más rápido que ellos…

    Respuesta

Responder a Mari Pérez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.