Reseñamos The Dirt. La peli de Netflix sobre Mötley Crüe

Es evidente que el cine y la cultura streaming han visto éxito comercial en los biopics musicales. Solo tomar en consideración Bohemian Rhapsody, Rocketman sobre Elton John que se estrena pronto y el que se está preparando sobre Sex Pistols para darse cuenta del tema (Te recordamos aquí otros biopics musicales). Claro que, a decir verdad, no sé si The Dirt, sobre Mötley Crüe, se le podría llamar biopic o sencillamente telefilm de los que ponen al medio día los domingos. Con dos rombos, pero a fin de cuentas, de esa factura.

Por si no la conocen, su nombre proviene de la expresión “Banda abigarrada”, con falta de ortografía inclusive, pues deberían ser llamados Mötley Crew de forma correcta. Abigarrado quiere decir que tiene muchos colores pero mal combinados. Y justo eso es esta peli sobre ellos.

 

Los colores no cuadran porque para ello debe haber cierta conexión cromática que verse sobre vida y obra. Y de lo segundo, cortito. Claro que si has leído Mötley Crüe, Los Trapos Sucios, cuyo autor es Neil Strauss y que por estos parajes llegó de la mano de Es Pop ediciones en 2008, seguro que tenías ganas de la peli. Pero nada que ver. Se intuye que Tremain, el director, se ha basado en las líneas morbosas y parece haberse centrado en “mucho sexo, demasiadas drogas y un cachito de rock ‘n roll” porque no hay detalle visual de cómo llegaron a crear Live Wire, Piece of your action, Red hot o Ten seconds to love por poner algunos ejemplos de tracks pepinazos del grupo. Cierto es que los biopics de rock, con frecuencia, hacen piruetas visuales para mostrar el desmadre, pero aquí no existe ese equilibrio; el genio creativo de los cuatro queda al margen del guión. Y es una pena, porque en el libro sí que se muestra algo de ello.

 

 

Pero en The Dirt no; va directamente a lo superficial. Ni siquiera hay referencias a cuestiones tan bizarras, como cuando fueron declarados bestias negras del PMRC (Parents Music Resource Center) dirigido por esposas de políticos como Nancy Reagen o Tipper Gore entre otras. ¿Saben esa historia? Os la cuento porque en la peli ni lo mencionan. Resulta que un grupúsculo extremista yanqui veía al rock como una incitación al vicio, al suicidio e, inclusive, al satanismo. A raíz de esta iniciativa nació la famosa pegatina “Parental Advisory”. Claro que lo que nunca llegaron a imaginar es que entre el público adolescente tendría el efecto contrario; si llevaban el sello más discos vendían. Pues resulta que los “Crew” contaban en su repertorio con varias canciones incluidas en The Filthy Fifteen, (las quince obscenas) y eso quería decir que ninguna emisora las podía emitir. Y no se lo tomen a broma porque se creó hasta una comisión en el Senado y Dee Snider, cantante de Twisted Sister, tuvo que ir a declarar y de ahí salió esa fantástica respuesta: “Quienes ven perversión por todas partes deben de tener algún problema”.

 

 

Debo decir que musicalmente he sido muy de Mötley Crüe, y no sé si esta peli – donde los muestran como malotes de tres al cuarto- servirá para enganchar a nueva prole de fans. Ojalá. Si no la conocen está conformada por Nikki Sixx, Tommy Lee, Mick Mars y Vince Neil; sí, los nombres más molones del rock. Por poner una canción para que os anime a seguirlos escuchen este “On with the Snow” y el subidón de adrenalina llegará al momento. Es tan glam rock que parece interpretada por T. Rex.

 

 

Lo que sí hace la peli, y mucho, es dar visibilidad a ciertas leyendas urbanas que sobre ellos corre por los mentideros musicales; que si Nikki Sixx, a los catorce años, se automutiló el brazo derecho y, tras denunciar a la madre, esta acabó en los calabozos. O aquello de que vivían en el antro más repugnante de Los Ángeles. Y no quiero dejar atrás los follonacos en los hoteles que dan cierta grima. Ah, y por supuesto los episodios nada honrosos sobre violaciones, violencia de género y accidentes de tráfico con muertes de por medio. Y aun así, tampoco son exhibidos de una excelencia cinematográfica.

 

 

¿Quién es el Tremain ese que os digo? Pues, el de Jackass, ¿Se ponen ya en situación? Pues es lo que están pensando, sí; un retroceso en el género biopic. Creo que se le va la mano en las escenas sexuales y violentas, algo a lo que el muchacho está acostumbrado en su cine bizarro. Pero esto es un biopic sobre un grupazo de la historia del rock y no una serie de frikis que se tiran por una cuneta con arañas en la boca y tal.

Si eres fan del grupo en algún momento de la cinta lo pasarás bien. Quiénes no, verán la misma sin pena ni gloria pues hay poco esmero y desatención en los detalles. Como si Netflix solo estuviese interesada en puro relleno de la parrilla; sin más. Menos mal que dicen que Rocketman ha arrasado en las proyecciones de pruebas porque si no, menudo tirón de orejas para el formato biopic en este 2019.

El reparto también regulero; Douglas Booth da vida a Nikki Sixx, Machine Gun Kelly a Tommy Lee e Iwan Rheon a Mick Mars; ya actores que no creo recuerden cuando terminen de leer estas líneas. Yo tampoco. Máxime porque el director ni intenta comprender y explorar la destrucción que retrata. Siendo, por tanto, todo de un nivel medio en lo interpretativo. Tal vez un poquito de introspección no habría venido nada mal. Ni por atisbo; sólo hay interés –al menos en lo que se ve- en las polémicas vacuas.

Lo peor de todo, a pesar de sus intentos por generar conmoción, The Dirt es algo que Mötley Crüe nunca fue; aburrido.

The Dirt de Mötley Crüe se estrenó el pasado viernes 22 de marzo en Netflix.

 

 

 

12 comentarios sobre “Reseñamos The Dirt. La peli de Netflix sobre Mötley Crüe

  • el 29 Marzo, 2019 a las 8:35 am
    Permalink

    una soberana mierda de documental. Muy de acuerdo con el redactor

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2019 a las 8:35 am
    Permalink

    Perdón, he dicho documental. No es eso, la descipcion de telefilm de Antena 3 a mediodía es mejor

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2019 a las 11:55 am
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con la crítica. La vi antes de ayer y quedé decepcionada. Estos no son los Mötley que yo adoro. Nada que ver.

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2019 a las 4:25 pm
    Permalink

    Muy acertada la crítica. Me molan los Motley Crüe pero esto es un bodrio monumental. Los actores muy malos y la versión doblada en español es asquerosa, sobre todo la voz de Tommy Lee. Pero lo más flipante, y eso no lo menciona la critica, es que los Productores Ejecutivos del bodrio este son los propios Crüe…. ¡¡pues se han quedado descansados de semejante mierda!!.

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2019 a las 5:25 pm
    Permalink

    Acabo de ver el biopic, ejem, en Netflix, ¡Y vaya truño! Totalmente de acuerdo con el redactor. Mejor que biopic, lo de telefilm del domingo por la tarde, e incluso ahí se ven cosas mejores. No merecían algo así.

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2019 a las 5:26 pm
    Permalink

    Lo que no entiendo es como han dejado los Mötley hacer algo así en su nombre. Incluso que han sido productores ejecutivos. La decadencia del rock en estado puro. Pena.

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2019 a las 5:28 pm
    Permalink

    Me sumo a cada una de las palabras que ha usado el redactor. Buen artículo, MZK; últimamente no se os escapa ni un detalle de lo que pasa en la música. Seguid así.

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2019 a las 6:26 pm
    Permalink

    Entretenida? SI . Contenido? Totalmente vacío!!! Se entiende que esta basado en un hecho real y en aspectos que se veían “normales” de los rockeros en los 80’s pero solo se centraron en las drogas y el sexo denigrativo hacia las mujeres. Me pregunto donde esta el proceso compositivo de la música que al fin y al cabo es lo que realmente importa? Podría haber sido la película de CUALQUIER banda conocida de los 80 y no cambiaría en nada. No mostraron una mi****. Y una decepción saber que los mismos Motley participaron en el rodaje. No marcaron la diferencia que se esperaba.

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2019 a las 8:10 pm
    Permalink

    Cierto, una peli -o telefilm de sobremesa dominguera- que pasará sin pena ni gloria. No todo vale en la música y los Crue podrían haberse currado algo mejor a la altura de su música. Y lo peor, en el bodrio ese no muestran nada -como bien decís- del proceso compositivo, como si eso no tuviese importancia. En fin, otro truño más para olvidar. Gracias MZK por estos artículos sinceros, se nota que no estáis vendidos. Eso es algo que os honra.

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2019 a las 8:11 pm
    Permalink

    Me ha molado la crónica. Así da gusto leeros. Sin tapujos ni pelos en la lengua. Larga vida a los Mötley, pero no a su telefilm .

    Respuesta
  • el 29 Marzo, 2019 a las 8:33 pm
    Permalink

    Me quedo con ese final; The Dirt es algo que Mötley Crüe nunca fue; aburrido. Buena crónica, yeees

    Respuesta
  • el 31 Marzo, 2019 a las 12:27 pm
    Permalink

    Otra oportunidad perdida. Es imposible concentrar un libro en 90 minutos pero por eso mismo debería haberse seleccionado mejor su contenido y ofrecido de una manera ordenada y atractiva. Puestos a comparar hubiera preferido que se hubieran centrado en algún hecho o periodo concreto de su carrera para construir una historieta con gancho tipo Detroit Rock City. Creo que el biopic no hace justicia a una banda cuyo recuerdo se diluye con el paso del tiempo.

    Respuesta

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.