El rock y el póker, una unión histórica

¿De qué hablan las grandes canciones? ¿Qué inspiró algunos de los clásicos más conocidos del rock & roll? De experiencias personales, ciudades icónicas, de amor y desamor, de obsesiones, nostalgia, abuso de sustancias y lo prohibido o de la adrenalina de vivir el día a día al límite, de ganar y de perder, de todo esto a la vez pueden hablar las grandes canciones del rock.

¿Por qué el rock?

La música, el vehículo de expresión de los artistas, tiene un gran impacto en nuestra vida; y las letras del rock, del bueno al menos, no son de las que dejan indiferente. Los cantantes de rock tienen fama de traspasar límites, sacar la cruda verdad a relucir y hablar de lo que nadie se atreve a hablar. El rock, desde sus inicios, ha sido transgresor, brutalmente sincero y rebelde con la sociedad a la que muchas veces planta cara, y así lo quieren sus más fieles seguidores.

Si hay una banda que ha tenido la letra de sus canciones escudriñadas, esa es Nirvana. Muchos aseguran que Kurt Cobain escribió sobre su sexualidad en la canción “In bloom”, sobre su trastorno bipolar en “Lithium” o que el título de su single más conocido provino de un mensaje escrito en grafiti por Kathleen Hannah, líder de la banda de Bikini Kill e icono feminista.

El estilo de vida ligado al rock ha tratado históricamente de superar obstáculos, de arriesgar, apostar por algo y sentirse vivo a cada momento. Es por eso que el rock y los juegos de apuestas, casinos y, en especial, el póker, han ido siempre de la mano, y no pocas canciones hablan sobre este juego y sus estrategias. Los que saben cómo jugar al póker sin duda entenderán mejor las referencias de canciones como la conocida “Ace of Spades” (As de picas) de Motörhead. La canción convirtió el as de picas, la carta más alta de la baraja de póker, en todo un icono. “A veces se gana, otras se pierde, eso a mí me da igual; el placer está en jugar”.

 

Elvis y Viva Las Vegas

Si hay una figura que ha sido asociada con los casinos, en particular los de Las Vegas, es Elvis Presley. El conocido como “el rey” pasó por los casinos de la ciudad del pecado sin mucho éxito al principio de su carrera. A medida que fue creciendo como artista, los espectáculos de Elvis en Las Vegas aumentaron tanto en frecuencia como en éxito. De hecho, fue el quien inauguró la cultura de los espectáculos en los hoteles y casinos de la ciudad de Nevada, donde muchas bandas de rock siguen actuando. Hoy, 50 años después, seguimos sin poder concebir la ciudad de Las Vegas sin alguna mención o referencia a Elvis Presley.

 

Las canciones del póker

No es una moda pasajera, pues el póker lleva formando parte de la música durante generaciones, y ha sido la metáfora perfecta para hablar de los riesgos de la vida, de ganar y de perder. Algunas canciones muy conocidas como “The Gambler” (el jugador) de Kenny Rogers se remontan a los años 70, e incluso antes, en los años 50, con canciones de Ray Charles como “Blackjack” o “Losing Hand” (mano perdedora). Otros grandes como AC/DC también han incluido referencias al póker, en la canción “The Jack” (el comodín), o la banda de punk inglesa The Clash con “The card cheat” (el tramposo), cuyas letras hablan de alguien que “tenía una carta bajo la manga”, pero por suerte los tramposos siempre se atrapan. Si saltamos a una fecha más actual, la banda “Of a Revolution” lanzó en su álbum debut en 1997 la canción “That was a crazy game of poker” (Ha sido una loca partida de póker), que usa el póker como metáfora para hablar de un hombre que lo pierde todo.

 

 

El Rocksino

No es difícil predecir que el vínculo entre la música rock y el póker permanecerá vivo, y quizá gane más fuerza dada la creciente influencia de los casinos y juegos de apuestas en nuestro día a día. Cabe destacar que esta relación es cada vez más literal y ya no se limita a referencias y metáforas. Prueba de ello es el proyecto creado en 2014 en Ohio conocido como el Rocksino, el Hard Rock Café que incorpora el juego, con más de 2000 máquinas tragaperras, mesas de póker y ruletas con actuaciones en vivo para disfrutar del más puro rock. Los aficionados a ambos están de suerte y tienen la posibilidad de disfrutar del juego y la adrenalina del mejor rock en una ciudad con una rica tradición musical como es Ohio, en los Estados Unidos.

No está de más hacer un recorrido por las canciones que hablan de la adrenalina de jugárselo todo o de la caída al vacío que supone perder la jugada. Ahora puedes hacerlo mientras juegas al póker por internet con toda la información a tu alcance. Los tiempos han cambiado y las nuevas tecnologías han llegado para quedarse.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.