Schwarz – Cheesy (Astro Discos)

Casi sin comerlo ni beberlo, los murcianos Schwarz se han encontrado con todas las miradas fijas sobre ellos y sobre su nueva producción, este Cheesy, continuación del soberbio y nunca bien ponderado Hard Listening (Sandwich Records, 2000), y es que su “dueto” con Manta Ray en Heptágono (Astro Discos, 2001) les ha dado a conocer al “gran público”, que ahora esperaba la obra cumbre del post rock patrio. Pues bien, nada de eso, Schwarz son una banda de rock y se han comportado como tal, entregando disco mucho más abierto, menos oscuro que su predecesor (tal y como parecían avanzar con el ep Schwarz play christian rock).

Podemos distinguir en el álbum tres partes bien marcadas, los dos primeros minutos del disco sorprenden por su frescura y su componente melódico, pero de repente, y hasta el cuarto corte, el que da título al disco, llega una tormenta de rock, temas más kraut, por decirlo de algún modo, batería y bajo marcando un ritmo frenético, y las guitarras y los teclados completando un puzzle sonoro enérgico y bien desarrollado. La pieza siguiente es “Peppermint”, junto con “Say goodbye with a kiss” (la que cierra) son los momentos más densos de Cheesy, largos desarrollos instrumentales, buscando la cima del ruido más allá de las fronteras de Mogway y Explosions in the sky, sin dejar de lado –y aquí viene su principal diferencia- el cuidado de la melodía que siempre permanece latente.

Completando el lp, “I belong to winter” y “Glad of being sad”, los dos toques más “pop”, temas abiertos y vitalistas, guitarras claras, sin saturación sonora, en la línea de la primera parte de “Gasoline”, la que abre (aunque tampoco le faltan los traviesos juegos con el theremin y el moog), cerrando así la trilogía sonora que conforma Cheesy, un disco vitalista y creativo que coloca a Schwarz en el primer plano de la creatividad musical (lejos de etiquetas, los muy punks) de nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.