Se acerca el final del culebrón

Durante el último mes todo el mundo ha estado tomando posiciones ante el más que probable anuncio oficial de la marcha de Graham Coxon de Blur. Esta vez ha sido el propio Graham quien se ha descolgado en una entrevista para la edición digital de The Scotsman. En ella habla sobre sus problemas con el alcohol, su paso por un centro de desintoxicación el pasado noviembre y su situación actual en Blur, donde se puede entrever una diferencia de opinión con el resto de la banda.

“Me doy cuenta de que he sido un capullo durante mucho tiempo. Quizás durante un cuarto de hora al día, estaba bien, después de tres o cuatro tragos. Luego, me volvía desagradable e irritable.” Coxon ha admitido haber estado en una clínica de desintoxicación hasta el pasado mes de noviembre. Achaca a su timidez e inseguridad su adicción. Al día siguiente de haber salido, se puso a trabajar en su cuarto álbum, The Kiss Of Morning, probablemente un nuevo despertar en su vida, un álbum muy personal e íntimo, que recoge el sufrimiento de los últimos meses y abre las puertas a un futuro mucho más tranquilo.

En el capitulo de reproches Coxon seguramente señala a Fatboy Slim, que está produciendo algunos de los nuevos temas de Blur, cuando afirma que “muchas personas piensan que era más fácil tratar conmigo cuando estaba ebrio, porque permanecía quieto en un rincón haciendo todo lo que me pedían”. La relación entre ambos músicos ha sido muy tensa en las últimas semanas, ya que mientras el segundo se dedicaba a ir predicando a los cuatro vientos que Coxon ya no estaba en la banda, éste se dedicaba a decir que el otro no era más que un impresentable y un bocazas.

Aunque el distanciamiento viene de largo, no fue hasta que el resto de miembros de Blur decidieron terminar el séptimo trabajo en Marruecos cuando se hizo evidente que Coxon no seguía en el proyecto. “No estoy tomando parte en nada de lo que Blur están haciendo ahora y no lo he estado desde mayo”, afirma Coxon en esta entrevista. “No me dieron otra opción mas que distanciarme del ello.” De sus palabras se puede desprender una diferencia de opiniones entre él y los otros componentes del grupo, especialmente con el líder, Damon Albarn. “Cuando Damon quería grabar en Islandia, yo no quería moverme de casa”, en referencia a las grabación del 13. Además, tampoco se ha mostrado demasiado entusiasmado con el giro que Blur está experimentando, cuyo próximo trabajo dice que no tiene intención de promocionar en absoluto, y mucho menos con los proyectos en paralelo de Albarn. Por todos es sabido que nunca ha entendido el proyecto Gorrillaz, donde su compañero de grupo también lleva la voz cantante.

De todas formas, la marcha de Coxon todavía no ha sido anunciada oficialmente por su casa de discos, ni sus compañeros – o quizás ya excompañeros – de grupo se han pronunciado. Hace unas semanas, Albarn se limitó a comentar que quien quisiera saber si el guitarrista continuaba en el grupo o no, que accediera a la sección de video de su página web y viera si Coxon había asistido al estudio de grabación o no.

La que parecía una de las formaciones más sólidas de Inglaterra se resquebraja. Ahora se inicia una nueva etapa para uno de los guitarras con más talento de la escena británica de los 90. “Soy mucho más feliz ahora”, reconoce. “Puedo dedicar toda mi energía a lo que quiera, ya sea mi música o mi hija, en vez de estar lleno de rencores y obsesiones absurdas. Salgo a la calle y pienso, vaya, qué día tan maravilloso.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien