Spanish Bombs rescata las primeras canciones de The Cuts

La historia de The Cuts es parecida a la de muchos otros grupos, pero sus canciones escapaban al lugar común. La banda comandada por la cantante y compositora Nieves Llanos –hermana pequeña de Amparo y Cristina, las jefas de Dover– protagonizó una fulgurante trayectoria antes de separarse sin dejar legado discográfico. Más de un decenio después de tan inesperado adiós, Spanish Bombs auspicia el rescate de su cancionero primigenio en un volumen homónimo de cariz integral, disponible desde ya en las principales plataformas digitales.

The Cuts” incluye las cinco canciones que debieron dar forma a aquel primer EP que se quedó en el pabellón de nonatos de La Incubadora, inquieto subsello adscrito a Universal Music por el que también pasaron grupos como Lori Meyers y Zoo. También encontramos en el álbum las cinco maquetas en que Nieves y el guitarrista Javier Garrido trabajaban antes de partir peras. Todas ellas han sido remasterizadas para la ocasión por el productor e ingeniero Carlos Hernández (Los Enemigos, Airbag, Triángulo de Amor Bizarro), que fue quien registró en su momento los temas del EP.

El paso del tiempo le ha sentado bien a estas primeras composiciones del grupo madrileño. Se siguen viendo las costuras de sus referentes, con The Strokes como principal modelo de perfección. Pero la sencillez de su arquitectura instrumental y el fino trabajo melódico de Llanos juegan a su favor. Son canciones electrizantes y juveniles que, en su mayoría, abordan asuntos sentimentales. Lo hacen desde una perspectiva sónica deudora del momento en que fueron concebidas –estuvieron activos entre 2003 y 2007– pero conservan esa impronta de clasicismo rockero que mantiene intacta su frescura. Siguen sonado vitales y contagiosas.

El pasado verano, Nieves Llanos empezó a recibir clases de canto y la chispa de la creación musical volvió a prender. Se afanó en recuperar todo el material que da forma a “The Cuts” y restableció el contacto con Javier Garrido. Han vuelto a componer juntos, esta vez con el castellano como vehículo expresivo. Y esperan regresar a los escenarios que, en su momento, pusieron patas arriba. Por ahora nos hacen este inesperado regalo tachonado de hits y de estribillos ineludibles, aunque habrá que seguir con atención sus pasos. En el mundo del pop tampoco abundan las historias de segundas oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.