Supersónico 2001 – Mieres (Asturias)

Tremendamente interesante se presentaba la segunda jornada del II Festival de música moderna de Mieres (Asturias), Supersónico 2001, el cartel lo formaban los alabados Aroah, el folk rock más emocionante de España de la mano de Nacho Vegas y su fenomenal banda, la sensación actual del rock en Europa, Experience, el seguro de vida que supone el directo de Manta Ray y como fin de fiesta un Party lounge a cargo de Nacho Masttreta… prometedor, ¿verdad?.

Cuando llegamos al recinto Irene y David, Aroah finalizaban su actuación, y la verdad es que nos supo mal, ya que esperábamos verles de nuevo, tras la breve presentación que habíamos presenciado dos meses atrás en la Fnac y que tan buen sabor de boca nos había dejado. Por lo que nos contaron algunos asistentes, su actuación estuvo realmente bien, casi cuarenta minutos, a lo largo de los cuales tocaron casi todos los temas del EP Cuando termines con todo habrá terminado contigo y alguna de esas tres canciones desde el norte, que junto a otras tres de Nacho Vegas saldrán a la calle en apenas unas semanas.

Pero pronto nos sacudimos las penas, porque Iker González a la guitarra, Manu Molina a la batería, Jairo Moreno al bajo y Diego Yturriaga con la acordeón y la armónica, acompañaban a un Nacho Vegas que estuvo soberbio. Abrieron con el tema Actos inexplicables, y una vez metidos en ambiente, atacaron con Al norte del norte, pero los problemas de sonido, el micrófono que subía y bajaba y la guitarra que no sonaba bien, acabaron por deslucir este gran tema. Una vez solucionados los problemas técnicos comenzó a sonar Molinos y gigantes, y tras esta… El angel Simón, miradas fijas, emoción contenida, párpados a rebosar y ovación final. Nacho Vegas fue capaz de transmitir con sólo un tema tantos sentimientos como para llenar la carpa hasta hacerla reventar con los aplausos finales.. Para quitar hierro sonó el tema de la señorita Carrusel y tras ésta, una sorprendente versión de El camino el ambiente acústico inicial (guitarra y armónica) dio paso rápidamente a una batería que marcaba un ritmo insistente y una guitarra eléctrica que dibujaba las notas más agudas que podíamos imaginar, mientras Nacho subía y subía para redondear una de las más gratas sorpresas de la noche, la adaptación de su repertorio a distintos tiempos y ritmos que hacen que cada concierto sea especial y diferente a los anteriores. Para finalizar, tocaron un tema nuevo, y realmente debemos pedir perdón por sólo intentar expresar en palabras todo lo que ese tema es capaz de hacernos sentir. Una vez Jesús Llorente, hablando de Un soplo en el corazón de Family, dijo que “sería de estúpidos restar una pizca de belleza a esos temas tratando de analizar con palabras todo lo que trasmiten”, pues podríamos aplicar esa misma frase a este nuevo tema de Nacho Vegas, que poco a poco nos va entregando partes de si mismo, de su vida, para estremecernos con su sinceridad y su aparente tranquilidad para contar historias tan crudas (os recomendamos que no dejéis pasar la historia de El abrigo de Isabel que aparece en el libro Canciones Contadas).

Tras Nacho Vegas, el torbellino sonoro se llamaba Experience, y realmente es toda una aspiguians ver en vivo a la banda de Michael Cloup. Desde la primera nota del primer tema, hasta el último aullido de Pour ceux qui aiment le jazz con el que cerraron su actuación, las guitarras no dejaron de sonar poderosas, el bajo y la batería casi desbocados y el propio Michael Cloup en unas ocasiones recitando, en otras escupiendo palabras en francés, consiguieron llamar la atención de todo el público y es que tal es su fuerza y su agresividad sobre el escenario que es imposible permanecer impasible. Además, el buen humor con el que se toma Michael sus conciertos hacen que apenas 45 minutos sepan a muy poco y acabes deseando volver a verles ya.

Llegaba el momento álgido de la noche, y es que, aunque sea un tópico, Manta Ray están un escalón por encima de todas las bandas nacionales (al menos en directo) y de gran parte de las foráneas. Ya su pose en el escenario es imponente, Xabel y Frank, batería y programación y efectos uno frente al otro, Frank haciéndonos flotar, Xabel desmontando a golpes literalmente los platos y los bombos. En el centro del escenario Nacho marcando el ritmo de todos los temas con el bajo, y José Luis cantando como pocos y haciendo sudar hasta a las cuerdas de su guitarra. El humo, el juego de luces, el ambiente que consiguen crear, la consistencia de su sonido, sus capacidades como instrumentistas, la facilidad con la que versionean sus propios temas… lo tienen todo, porque además tienen canciones, desde Rita o Cartografíes hasta temas más antiguos como la ineludible O.F. King (que con esta tal vez la hayamos oído ya en cuatro versiones diferentes) o las nuevas composiciones que ya empezamos a saborear, hacen que durante una hora sientas que no eres tú, que no estás allí, que la música te absorbe y te transporta, esto sí que es una experiencia, más que religiosa, mística. Los adjetivos se nos acaban, y todavía son escasos, porque Manta Ray son muy grandes.

Todavía quedaba la despedida, y esta corrió a cargo del genial Nacho Masttreta, que hizo bailar a todos los presentes con su lounge party, con esa combinación de ritmos y estilos, con cierto toque retro y grandes dosis de diversión y buen humor. No faltó su clásico Sábanas blancas, cama estrecha, ni las habituales carreras de los cuatro miembros de la banda entre el público mientras seguían haciendo sonar sus instrumentos; en fin, un placer para los sentidos…

A partir de entonces la fiesta seguía en los platos de Dj Herminio, del colectivo Black Apocalypse, con su combinación de ritmos funk, soul y latin groove.

En definitiva, una gran noche para cerrar un gran festival, brillante tanto en el aspecto musical como en el organizativo, y si hubiese que poner un pero recomendaríamos buscar un mejor emplazamiento para futuras ediciones, ya que tras dos días muy intensos el suelo se acabó convirtiendo casi en un barrizal, aunque tampoco pretendemos que esto sirva para disminuir lo más mínimo nuestro apoyo a iniciativas que, como esta, nos hacen llegar la mejor actualidad musical en vivo y en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien