The Howling Hex – All Night Fox (Satélite K)

Si algo se puede decir de este bizarro trío liderado por Neil Michael Hagerty es que hacen lo que quieren. Que la permeabilidad de la música llegue a extremos como el de All Night Fox nos está diciendo dos cosas: que sí, por supuesto, existe la libertad creativa, así como la de juicio por parte del receptor, siempre y cuando sea desde un contexto subjetivo. Pero también nos dice que la libertad artística nos lleva al eterno dilema de perdernos en su ilimitación. Es decir, que no sabemos dónde están las fronteras: un arma de doble filo, efectivamente. Y supongo que la gran mayoría de nosotros nunca renunciaría, a pesar de no poder tener muy claro qué es y qué no es arte o qué es y qué no es ‘bueno’ hoy en día, a esa citada libertad.

The Howling Hex es algo así como un grupo de rock punk formalmente revolucionario, ya no por el impacto y la novedad de sus canciones sino por su falta de estructura, sus letras incomprensibles, las melodías de voz entre tópicas y nunca oídas…es realmente un proyecto raro de encontrar, y si se me permite, de escuchar: igual un solo acorde de guitarra se queda en bucle durante interminables minutos mientras una voz andrógina en constante delay canturrea unas cuantas frases. Guitarras eléctricas rabiosas, deudoras de un sonido setentero, melodías de bajo juguetonas y distorsión de voz al máximo, esta banda también lleva el ‘rythm and blues’ dentro.

No se sabe hasta qué punto The Howling Hex han querido hacer de este debut un trabajo contemporáneo y subversivo o algo más bien rápido y con poca dedicación. En todo caso sorprende.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.