The Inspector Cluzo

La ironía es una forma de poder decir algo fuerte sin problemas, y la gente siempre te escucha más que si hablas demasiado en serio

Los franceses Malcom Lacrouts y Phil Jourdain forman The Inspector Cluzo, banda que ha publicado este mismo año su segundo disco cargado de sarcasmo y titulado explícitamente The French Bastards (Ter a Terre, 2010). Un álbum sólido en el que mezclan sin complejos funky, rock, groovy o soul para obtener eficientes resultados.

Aunque en realidad el hábitat natural de la dupla es el escenario, donde desatan sin concesiones su arrasadora y sorprendente puesta en escena, tal y como demostraron en su última visita a nuestro país tras un aplaudido paso por la edición del 2009 del Azkena Rock Festival que aún recuerdan.

En la siguiente entrevista comprobamos que Malcom y Phil tampoco se muerden la lengua cuando se encuentran delante de un cuestionario… y de paso asombran con las bandas españolas que dicen disfrutar.

Para comenzar ¿Podéis definir vuestro estilo y resumir al lector en qué consiste The Inspector Cluzo?

Es realmente difícil hablar de nuestra música, pero algún periodista ha dicho que suena como “Melvins sodomizando a Marvin Gaye”, y a veces frases más poéticas (Risas). Estamos tratando de encontrar la combinación perfecta entre el rock de los años 70, AC/DC, el funk y el soul, música negra pero interpretada por una banda de sólo dos miembros sin bajista.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene ser una banda con sólo dos miembros?

Bueno, lo primero de todo elegimos ser sólo dos porque llevamos tocando juntos desde hace dieciocho años y somos amigos desde entonces. Es más fácil cuando conoces a alguien perfectamente. Decidimos tocar juntos y solos después de que despareciese nuestra antigua banda. En esa banda funk éramos entre ocho y doce miembros, siempre era complicado y nosotros éramos los únicos que nos lo tomábamos siempre en serio y que aún quedamos en esto. Llegamos a la conclusión de que sería todo más rápido siendo dos que ocho.

La conclusión es que es mejor tener menos gente implicadaza al 100% que cuatro o cinco personas al 80%. Así ahora lo hacemos todo juntos al 100%: gestión, reservas, llevar el sello y grabar. Y es mucho mejor. Tenemos mucho trabajo, pero nos sentimos libres para hacerlo y encontramos la felicidad en este nuevo mundo donde los negocios han jodido un montón de cosas referentes a esa autonomía.

¿Son la ironía y la fuerza dos características imprescindibles que debe contener una canción de The Inspector Cluzo?

Hay demasiadas bandas inglesas y americanas hablando de cosas superficiales. Eso lo dejamos para ellos y nosotros preferimos incluir cosas más profundas en nuestras canciones: la ironía es una forma de poder decir algo fuerte sin problemas, y la gente siempre te escucha más así que si hablas demasiado en serio.

Los primeros que nos tomamos el pelo somos nosotros mismos (Risas).

¿Cómo decidís los llamativos y explícitos títulos de las canciones?

Queremos ser claros. Somos una banda de rock que tocamos por todo el mundo, así que nuestros títulos deben ser claros para todos: chinos, serbios, australianos, ingleses franceses´, y españoles.

Una de las mejores canciones de vuestro último disco es “Fuck Michel Jackson” ¿Cómo surge una canción de tan clara influencia a los Jackson 5 y por qué ese título? ¿No teméis sufrir un ataque de algún fan exaltado del artista? (Risas)

Estaremos encantados de ser atacados por Jackhead. Estamos listos y muy orgullosos de ello. (Risas). ¿Cómo puedes ser fanático de una estrella de rock? ¿Es esa la pregunta? ¿Cómo se puede ser fanático de un hombre que violó a niños? ¿Cómo pudo todo el mundo olvidar eso cuando murió? Fue un artista increíble, pero también un gran capullo al final de su carrera. Los artistas son como todo el mundo, hacen un trabajo (fácil) y deberían ser respetuosos y amables con todos, como los pescadores, un sastre o los maestros.

Aunque en realidad mi favorita es la que da título al disco “French Bastards”… es una canción ideal para pinchar en los bares el sábado por la noche…

Por supuesto. Es como nos llamó el público de Australia después una especie de pequeño motín al final de un concierto allí. Nos sentimos orgullosos de eso… y se convirtió en un símbolo de la huelga. Así que era perfecto para los chicos franceses (Risas).

¿Qué diferencias destacaríais entre el nuevo disco “The French Bastards” y el anterior, “The Inspector Cluzo”?

Cuatrocientos conciertos.

¿Pensáis que el nuevo disco puede suponer un importante salto de popularidad? ¿Cómo está funcionando en Francia?

Está funcionando bien en Francia y en otros países, especialmente Japón. En Francia fue necesario un disco para que la gente y los medios nos descubriesen. Nuestra música es especial y en realidad en Francia son algo reacios a las cosas novedosas. Tenemos la suerte de empezar a tener éxito con el segundo álbum… algunas bandas tienen que esperar hasta el quinto álbum como nuestros compañeros franceses de Gojira.

Actuasteis en el festival Azkena Rock ¿Cómo fue la experiencia? ¿Qué tal la acogida del público? ¿Preferís actuar en Festivales o en salas pequeñas?

El Azkena fue increíble. Público muy enérgico y mente abierta. Venimos de Mont de Marsan en Gascogna a 150 km de Vitoria. Nos gusta por igual actuar en grandes escenarios y en pequeñas salas, pero no nos trabajamos al público de la misma manera. En las salas improvisamos mucho, hacemos locuras y todo puede pasar. En escenario grande nos concentramos más aunque dejamos algo de espacio para la improvisación. Es muy importante para nosotros no hacer todas las noches lo mismo.

Tenéis confirmadas muchas fechas en una gran variedad de países ¿Os gusta pasar tanto tiempo en la carretera?

En realidad no. También pasamos mucho tiempo en casa… nos gusta mucho estar en la ciudad donde nacimos, Mont de Marsan en Les Landes y en nuestro bosque. Pero disfrutamos viajando, conociendo a nuestros fans y destrozando escenarios.

¿Es el escenario vuestro hábitat natural?

Girar mucho es realmente importante, es por lo que existe nuestra banda de rock. No somos una banda de mierda del Reino Unido haciendo singles estúpidos para las radios. (Risas).

¿Qué encontrará el público que decida acudir a uno de vuestros conciertos?

La fórmula siempre es la misma en todas partes del mundo. Llevamos a la gente a un cierto nivel de locura y nos gusta pedirle que hagan chorradas. Nosotros hacemos estupideces también… se trata de un concierto de rock.

En España son respetados músicos franceses melódicos o poéticos como Dominique A, Benjamin Biolay o Yann Tiersen ¿Qué opináis de esos artistas y ese estilo tan alejado de lo que hacéis?

Bueno, nosotros no estamos cerca de esa escena francesa. Benjamin Biolay es un poco como el hijo de Gainsbourg por lo que le respetamos, pero los otros cantantes franceses son tan aburridos y parecidos que nos ponen nerviosos. Tampoco nos gusta esa nueva escena francesa denominada “French Touch” que hace electro-rock. Eso es lo que realmente nos molesta. Nos gustan los artistas auténticos, no los impostores o los hypes.

¿Qué bandas francesas puedes recomendar a nuestros lectores?

Gojira es una buena banda y nuestros colegas ya que son de Gascogna como nosotros, y empezamos juntos hace 17 años. Ezekiel es también una buena banda creativa que mezcla videos y electro-dub. High Tone lo mismo pero con menos videos. Hay un montón de buenas bandas indies en Francia, pero los medios de comunicación son terriblemente conservadores y mantienen una barrera para ellas. Es una pena porque el público francés es bueno y de mente abierta.

En sentido contrario ¿conocéis alguna banda española que os guste especialmente?

Yo era fan de Ska-P, tocamos con ellos en Francia de finales de agosto y aún son buenos. Me encantan Celtas Cortos y Tokyo Sex Destruction.

Gracias de nuevo y suerte…

Gracias Raúl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien