The Jon Spencer Blues Explosion

En mis canciones no hay un proceso específico. Es la labor de búsqueda de un fan de la música

Como todo buen artista que se precie, Jon Spencer se define por su obra y no por sus declaraciones. Así, en su última gira española, los asistentes a sus conciertos pudieron comprobar en sus carnes y tímpanos hasta que punto llega la animalidad de su show. El mimo con el que cuida a su público es directamente proporcional a la rapidez con la que larga a los plumillas de su camerino. No obstante, nos largamos de allí con un buen puñado de panchitos y algunas claves para descubrir mejor que es lo que pasa por el cerebro de un creador descomunal.

¿Cómo es el proceso que seguís para hacer esa mezcla de blues, rock, funk, punk y todo lo que metéis en vuestras canciones?

Creo que, como a toda la gente, como a todos los fans que les interesa la música, a los miembros de The Blues Explosion nos gusta comprar vinilos, CDs, cassettes, nos gusta ir a conciertos de otras bandas… Y todos esas músicas que realmente nos gustan y que nos excitan influencian a su vez a la música que nosotros hacemos como banda. Así de sencillo. No hay una acción determinada o un proceso específico. Incorporamos elementos de canciones que nos gustan o queremos llegar al punto que han llegado otras bandas. Es la labor de búsqueda de un fan de la música.

¿Crees que tus conciertos son peligrosos?

No, no creo. Otro tema sería si son peligrosos para mí. En algunos conciertos, cuando estoy tocando, veo como la gente se empuja y se pone agresiva y no es algo que me guste. Puede que alguna gente piense que son peligrosos por el tipo y el tono de mi música, pero no creo que la cosa vaya más allá ni que la gente sienta un peligro en sus conciencias. La energía que despliega el show de The Blues Explosion puede ser canalizada de mucha maneras: de una forma pasiva y calmada o bien moviéndote como quieras.

¿Qué opinas de la nueva escena musical de Nueva York? ¿Es real o sólo un montaje comercial?

Sí, por supuesto que es real, hay un montón de bandas que están surgiendo ahora de Nueva York.

¿Cuáles crees que son las más significativas?

No te puedo decir cuáles son las más significativas, pero sí te puedo hablar de cuáles son las que más me gustan. Por ejemplo te puedo hablar de The Yeah Yeah Yeahs, unos chicos que acaban de salir de allí y que están haciéndolo realmente bien.

Mucha gente piensa que el rock’n roll es algo más que música. ¿Tú que opinas?

¿Te refieres al rock como religion? Sí, en algunos aspectos puede ser así. Además, a medida que pasa el tiempo, se vuelve más fuerte la dimensión espiritual del rock’n roll. Y pienso que, dejando a un lado mis propios sentimientos al respecto o las relaciones que nosotros realizamos, existe una fuerte conexión entre el gospel y el rock’n roll.

Hace unos meses diste un concierto por sorpresa en el Rock Palace de Madrid el día de tu cumpleaños. Cuéntanos cómo se os ocurrió y qué tal os lo pasasteis.

Estábamos por Europa en febrero, promocionando Plastic Fang. Tocamos en muy pocos sitios y rehusamos tocar en muchos otros durante esta gira promocional. Y uno de los pocos shows que dimos fue este en Madrid. Lo montamos el día anterior y fue realmente divertido tocar en una sala sin escenario, con vasos rotos por el suelo… Sí, estuvo muy, muy bien.

¿Tienes idea de cuántas veces dices “fuck” o “come on” en un concierto?

No estoy seguro. Cuando estoy en el suelo, probablemente digo más veces “fuck”, pero no sabría decírtelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien