The Morning Benders – Big Echo (Rough Trade/Pospstock!)

Buena la ha liado el cuarteto norteamericano The Morning Benders con su segundo trabajo. Apenas cuarenta minutos han bastado para levantar un notable revuelo con el que confirmar las sensaciones esperanzadoras dejadas en su debut Talking Through Tin Cans (2008).

Un frugal análisis es suficiente para comprobar que el combo tiene todo de cara a la hora de lograr el triunfo. Son jóvenes y bien parecidos, vienen de la tradicionalmente prolífica California y reparten canciones irresistibles como tarjetas de presentación. Por si fuera poco y aún a riesgo de caer en el tópico, resulta evidente lo oportuno del disco en una época estival retratada desde la misma portada, además de la constante admiración mostrada por la melodía y armonías vocales de Brian Wilson.

Sin embargo y aunque en Big Echo (2010) hay espacio para canciones soleadas y brillantes materializadas en incuestionables éxitos como “Excuses”, “Cold War” y “All Day Day Light”, el álbum se antoja idóneo para ocasos veraniegos, sumergiéndose en los misterios de “Sleeping In” y “Sititches” o dejándose mecer por “Pleasure Sighs” y “Wet Cement” en los melancólicos últimos días de la estación.

El vocalista Christopher Chu carga con la función compositiva ejerciendo también como coproductor junto al bajista Chris Taylor de Grizzly Bear, compartiendo con la formación de Brooklyn el gusto por enredar con barroquismo casero y mezclas alquímicas al servicio del pop.

Una obra disfrutable a varias bandas, anecdóticamente distribuida al tradicional modo de la doble cara de cinco cortes cada una, con la que The Morning Benders dan un paso gigantesco en su casi incipiente carrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.