The Zephyrs – Bright Yellow Flowers on a Dark Double Bed (Acuarela)

The Zephyrs publicaron su primer álbum en 2000, al mismo tiempo que se daban a conocer en Glasgow gracias a que Mogwai les hizo un hueco en el Rock Action de aquel año. Desde entonces han sufrido una carrera con algún que otro altibajo, suerte diversa con sus discográficas y numeros cambios en la formación de la banda. A pesar de todo, en estos años han grabado tres álbumes y un par de eps que siempre han conseguido emocionarnos.

Con su reciente fichaje por Acuarela, parece que han vuelto a encontrar la estabilidad y acaban de firmar Bright Yellow Flowers on a Dark Double Bed. Es un disco que continúa, con ligeros matices, la línea argumental de los anteriores, melodías cuidadísimas construidas a base de pop, folk y noise. Se ha grabado prescindiendo prácticamente de la colaboración ajena a la banda y con la sencillez como premisa, pasando los arreglos a ocupar un discreto segundo plano y utilizado preferentemente guitarras acústicas y pocos pedales.

Utilizando la sensibilidad y la cercanía que siempre ha caracterizado a The Zephyrs, nos cuentan historias que evocan la soledad o que recorren la difusa frontera entre el amor y el desamor en canciones de especial belleza como “The Night For Me” o “Never Be The Same”.

Para los fans de la banda el final del disco guarda como oculto un regalo especial, una versión de “Stargazer”, uno de sus temas más emblemáticos, reinterpretada en sentido instrumental y acústico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.