Turin Brakes

Nunca nos planteamos ser un grupo de música acústica. Nosotros tan sólo hicimos nuestro primer álbum sin haber pensado nada, nos salió de forma natural

Turin Brakes empiezan el año con la presentación de su nuevo disco, Ether Song, un disco más cálido y más conseguido que el anterior, The Optimistic LP. El dúo formado por Olly Knights and Gale Paridjanian está catalogado dentro de la nueva acústica, categoría de la cuál quieres escapar con este segundo álbum. Antes de lanzarlo al mercado hicieron una gira europea, y a su paso por Barcelona, hablaron con nosotros.

Desde que empezásteis a tocar juntos, os tomásteis con bastante calma lo de editar un álbum; de hecho empezásteis grabando algunos eps. ¿Por qué os lo pensásteis tanto antes de publicar The Optimistic LP?

Grabar el álbum no nos costó tanto, en seis semanas grabamos unas 20 canciones. En 1999 editamos nuestro primer EP en un sello independiente, y después de eso vino el gran contrato con una gran discográfica, lo que significaba más dinero, cosa muy importante cuando vas a grabar en un estudio. En el 2000 fue cuando grabamos las 20 canciones. Pero nuestra compañía nos dijo que como nadie sabía quienes éramos, sería mucho mejor editar un par de eps antes del álbum, para daros a conocer, y por esto nos tomamos un poco más de tiempo. La grabación fue rápida, y la discográfica tuvo que darse mucha prisa para preparar la campaña de marketing que iba a acompañar la salida del disco.

¿Y qué tal fueron los eps en el mercado?

Fueron bastante bien, tampoco venfimos demasiado, pero eran nuestros primeros trabajos, pero tuvimos mucha suerte, la prensa hablaba bien de nosotros.

Y tras esta buena prensa, ¿no sentísteis algún tipo de presión en el difícil paso del segundo álbum?

Trabajamos de forma diferente al disco anterior, pero no porque nos sintiéramos presionadas. Nos hemos sentido muy seguros porque sabíamos que teníamos buenas canciones. Éramos conscientes del éxito de nuestro primer trabajo, pero no sentimos presión exterior, sino que nos sentimos presionados nosotros mismos. Si veíamos que no estábamos cumpliendo nuestras expectativas, nos regañábamos a nosotros mismos, porque no estábamos haciendo lo que queríamos. La presión de verdad vino de mano de la gente de la casa de discos y de la casa de management. De todas formas, nuestro primer single, Long Distance, está funcionando muy bien, ha llegado al número 22 en las listas inglesas. Tenemos grandes expectativas con este álbum, sobre todo con nuestro nuevo single, Pain Killer.

¿No os asustaba ser flor de un día?

Sabemos que este álbum no es tan fácil o directo como el anterior, es necesario escucharlo unas cuantas veces para poder acceder a él. Pero sabemos que tenemos material suficientemente bueno para tener una buena aceptación. No creo que fuéramos un hype o algo así, tuvimos buenas críticas, pero tampoco tuvimos un éxito masico como Starsailor por ejemplo. En este aspecto estamos contentos, y esperamos que la gente entienda nuestro nuevo álbum, y pueda establecer una relación con el anterior.

Háblanos un poco de vuestro nuevo álbum, Ether Song, que está a punto de salir al mercado. ¿Sigue la estela del Optimistic LP?

Es un gran paso en nuestro camino. Decidimos que queríamos hacer algo diferente, y sabíamos que podíamos volver a conseguir el sonido de The Optimistic, pero no queríamos, queríamos algo que sonara más fresco y más excitante, y si no lo cambiábamos en ese momento, tendríamos que estar repitiendo siempre el sonido de nuestro anterior disco. Mejor cuanto antes te decidas a dar el paso. La forma de componer sigue siendo la misma, es un poco más maduro y stá hecho con mucham ás confianza que el anterior. Y el sonido es mucho más interesante, hay muchos más niveles que descubrir.

¿Consideras que las letras de tu primer álbum son algo pesimistas o tristes, incluso difíciles de entender?

No creo que nuestras letras fueran pesimistas, yo diría más bien melancólicas. Siempre nacen en la oscuridad, pero siempre mirando hacia arriba, buscando la luz y la esperanza. Las letras de las canciones nuevas, en general provienen del mismo sitio, pero el enfoque es diferente, son post-Optimistic, se mueven en un ámbito diferente. Se podría decir que estas nuevas letras van más allá del optimismo que se desprendía de nuestro primer trabajo.

¿Por qué habéis decidido presentar en directo el disco antes de editarlo?

La gira empezó en el Reino Unido, y fue muy bien. Lo que queríamos era presentar los temas de la manera más simple posible, en un ambiente tranquilo, para que la gente pudiera acceder a ellas. Queríamos ver como reaccionaba la gente ante nuestras nuevas canciones, como las recibe. La verdad es que está yendo muy bien, es un lujo poder hacer esta gira en formato acústico, diferente a otro tipo de giras. Y ahora lo que hacemos es una continuación de esa gira por el Reino Unido. Estamos girando por toda Europa.

Si tuviéramos que buscar vuestro disco en la estantería de una tienda de música, ¿bajo que etiqueta lo encontraríamos?

Es difícil, yo creo que lo encontraríamos en rock-pop, pero es demasiado general, y no creo que haya otra categoría preestablecida que nos describa. A veces, nos han dicho que somos un grupo de rock acústico o de new folk, aunque no estoy demasiado convencido. Yo creo que debería existir una categoría que fuera Turin Brakes.

Pero sin duda, el sonido acústico es el que caracteriza vuestra música. ¿Es el sonido con el que os sentís cómodos? ¿O habéis pensado en incluir otro tipo de arreglos en vuestras composiciones?

La verdad es que sí hemos pensado sobre estas cuestiones, y sí, lo hemos hecho en nuestro nuevo álbum. Es bastante complicado poder aunar acústica y electrónica. Queríamos que los arreglos electrónicos no fueran sino un complemento de las canciones. Nunca nos planteamos ser un grupo de música acústica. Nosotros tan sólo hicimos nuestro primer álbum sin haber pensado nada, nos salió de forma natural. Después, se empezó a hablar de esta nueva acústica, y todo esto. Pero nuestro segundo trabajo no tiene nada que ver con esto de la nueva acústica.

¿Qué bandas consideráis vuestras mayores influencias?

En general, uno de los artistas que más nos ha influido es Leonard Cohen, también me gustan mucho Pink Floyd… La banda sonora de Paris-Texas también nos ayudó mucho a la hora de componer Turin Brakes. Nos inspiró bastante. Toambién nos gunstan mucho los últimos discos de Talk Talk a finales de los 80… pero la verdad es que escuchamos música de muchos tipos, no descartamos ningún tipo de música.

¿Algo que os guste especialmente de hoy en día? ¿Conocéis algo de la música que se hace en España?

Escuchamos mucha música actual, últimamente hemos estado escuchando a Queens Of The Stone Age, Beta Band, Boards Of Canada… Música española no conocemos nada, no llega nada al Reino Unido.

¿Cómo se presenta este verano? ¿Volveréis a pisar los esceanrios de los festivales ingleses?

El año pasado sólo pudimos tocar en uno de los festivales, y espero que este año podamos ir a todos. Hay una especie de sistema, si vas a tocar un año en un festival, no puedes volver al año siguiente, así que como el año pasado no estuvimos en prácticamente ninguno, este año esperamos hacerlo. Nos encanta tocar en festivales, suele ser muy divertido. Lo mejor de los festivales es que no eres la principal atención, y actúas delante de mucha gente que lleva horas de concierto en concierto, y hay muy buen rollo. No van sólo por la música, sinó que va a pasárselo bien. Y van a ver a muchas otras bandas. Mientras que cuando salimos de gira, no tenemos oportunidad de ir a ver a otras bandas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.