Utah Carol

Aunque nuestras melodías puedan parecer alegres, algunas de nuestras letras pueden ser terriblemente deprimentes

Utah Carol es un dúo de Chicago formado por el matrimonio JinJa Davis y Grant Birkenbruel. Tras un primer álbum autoproducido y autofinanciado, pasaron de las radios universitarias a las principales revistas de música del país, en las que obtuvieron unas críticas inmejorables. Melodías pop con toques de country y alguna que otra referencia a la tradición americana que crean un universo muy personal. Aprovechamos su paso por Barcelona, en su gira de presentación de su último trabajo, Comfort for the Traveller, para hablar con ellos.

Qué tal está yendo la gira por Europa?

J: Está yendo muy bien, aunque de hecho, acabamos de empezar. Llegamos aquí hace pocos días y vamos a estar por toda Europa unos 20 días. Acabaremos en Londres, con dos actuaciones

¿Es la primera vez que estáis en España? ¿Conocéis algo de la música de aquí?

J: Sí, es la primera vez que estamos aquí, pero no conocemos nada de aquí. Bueno, yo sé algo de castellano porque lo estudié en el colegio, y aprendí algo de sus tradiciones, pero de eso hace mucho. Aunque de música actual conocemos poca. Quizás lo que más me interesa sea la música tradicional, me encanta conocer las raíces musicales de los países en los que tocamos, te ayuda a entender el marco cultural en el que se mueven.

Y mañana vais para Madrid, ¿no?

J: Sí, mañana nos vamos para allá, para grabar uno de los conciertos de Radio 3, y por la noche tocamos en Moby Dick. Vamos a ir por toda Europa: Francia, Alemania, Holanda… y acabaremos en el Reino Unido. Después volveremos a Estados Unidos, y empezaremos a trabaja en nuestro nuevo álbum.

¿Qué tal vuestro nuevo álbum? ¿Estáis contentos con los resultados?

J: Estamos muy contentos con nuestro trabajo.

G: La verdad es que sí, estamos muy orgullosos del resultado de este segundo álbum.

J: La gente que viene a nuestros conciertos suele disfrutar mucho. Cuando acabamos de tocar, vienen a felicitarnos, y eso se agradece mucho. Incluso después de escucharnos en directo, la gente se interesa por nuestro primer álbum.

¿Por qué el título Comfort For The Traveller?

J: es una historia muy curiosa. Estábamos de gira por Estados Unidos, y una noche conocimos a una chica. Ella pintaba, hacía cuadros de todos los sitios por los que pasaba, y es ella quien nos ha hecho. Su pintura es muy agradable, muy amable y reconfortante. Ella nos pintó a nosotros, en el motel donde pasábamos la noches. En la entrada, había un cartel en el que se leía “Comfort For The Traveller”, y decidimos ponerle este título, porque un poco, yo creo que ésta es la sensación que transmite nuestro disco. Hasta ese momento no nos habíamos preocupado por el título del disco.

G: Sí, yo creo que es un disco para escuchar mientras viajas.

¿Cuáles consideráis que son las principales diferencias entre Wondewheel y Comfort for the Traveller?

G: Creo que las letras están enfocadas de forma muy diferentes. En este último, estamos tratando de contar más historias que en el anterior. Además, es un disco con un sonido mucho más grande. Hemos tenido a mucha más gente ayudándonos con la grabación, mientras que el Wonderwheel lo hicimos todo nosotros. Comfort lo grabamos en un estudio mejor, por lo que conseguimos que el resultado fuera mucho mejor. La grabación es mucho más profesional.

Tenéis vuestro propio sello discográfico. Supongo que debe ser algo fantástico trabajar con toda la libertad del mundo, ¿no?

J: Sí, es algo fantástico, porque tienes el control absoluto sobre todo el proceso de creación y grabación. Incluso hemos podido componer la banda sonora de un par de películas de nuestro país. Nos apetecía mucho hacerlo. Probablemente, si hubiéramos estado una gran discográfica, no hubiéramos podido hacerlo, ya que les hubiera costado mucho dinero y quizás no hubiera creado demasiados beneficios, pero no lo sé. Me gusta tener esta independencia para poder ir avanzando, para llegar un poco más lejos. No sé como sería trabajar para una gran discográfica. Pero dependiendo de lo que quisieran, no estaría mal. Si lo único que quieren es obtener beneficios, dejando de un lado la música, pues no me interesa. Nosotros nos encargamos de todo lo que rodea a nuestra música: la promoción, la creación de los packs… Quizás si nos dijeran: aquí tenéis un millón de dólares, podríamos llegar a un acuerdo! Jajaja!

Es prácticamente imposible encontrar una sola palabra que defina vuestra música. ¿Es así? ¿Cómo la describiríais? ¿Qué queréis dar a entender con ella?

J: Yo diría que sin lugar a dudas es música pop. Nuestro anterior disco, Wonderwheel, es más folk. Yo diría que Comfort For The Traveller es pop. Pero no es solo pop, ya que también tomamos referencias country, por ejemplo. Es imposible no tomar influencias de la música que te rodea.

J: la música country es un referente muy importante para nosotros. También nos gusta mucho el jazz. Nos gusta escuchar diferentes tipos de música para poder incorporarla a nuestras canciones. No tratamos de cambiar de estilo musical, sino que nos gusta ampliar miras para enriquecer nuestros temas.

J: no queremos sonar como nadie. Incorporamos esta experiencia en nuestra música de forma natural.

¿Y cómo os decidís a grabar vosotros mismos Wondewheel, sin tener ningún respaldo ni ninguna ayuda?

J: Es una historia bastante larga.

G: Todo empezó, cuando estábamos en la facultad, con una cinta de cinco temas que grabamos en casa. Habíamos empezado a tomarnos las cosas más en serio, después de que Jinja y yo empezamos a ir a clases de guitarra, de manera que nos obligábamos a tocar delante de la gente. Al mismo tiempo que íbamos a clase, empezamos a tocar delante de la gente en un club. Nos fue fácil grabar ese cassette. Y decidimos empezar a enviarlo a diferentes discográficas.

J: Grabamos sólo cinco canciones. Pero nos encargamos de todo: del diseño, la imagen… hicimos algo muy personal. Y la enviamos a emisoras de radio y discográficas. Y empezamos a sonar por las emisoras universitarias y a tocar en algunos clubs. Seguíamos componiendo canciones y tocando, y vimos que teníamos suficiente material como para poder hacer un disco. Y grabamos Wonderwheel. Para nosotros fue una gran sorpresa ver que en muchas revistas lo escogían como álbum del mes, y le daban una muy buena calificación. Y tras estas buenas críticas, la gente lo empezó a comprar también. Por esto nuestro segundo álbum es mucho mejor que el primero, porque lo hemos hecho más a conciencia, sabiendo lo que hacíamos, y con la experiencia de la grabación del primero a la espalda.

¿Y de cómo decidisteis poneros el nombre de Utah Carol? Tengo entendido que viene de una canción de Marty Robbins, no?

J: La historia de Utah Carol es la historia de un cowboy. Un día sale en su caballo con su compañero y la hija de éste. En un pequeño descuido, la niña cae y está a punto de ser pisoteada por los caballos, pero Utah Carol le salva la vida, a costa de la suya. La historia acaba con el entierro del cowboy. Es bastante deprimente. La razón que nos llevó a tomar el nombre de Utah Carol fue que Marty Robbins cantaba canciones muy tristes, pero las canta con una actitud muy positiva, en un tono que denota felicidad. Y yo creo que nuestra música es así: aunque nuestras melodías puedan parecer alegres, algunas de nuestras letras pueden ser terriblemente deprimentes.

J: Hasta llegar a Utah Carol, estuvimos buscando el nombre apropiado. Decidimos buscar en nuestros discos y cds, mirando los títulos de las canciones. Y buscando, buscando, encontramos la canción de Utah Carol, leímos la historia, escuchamos el tema y dijimos: es éste. La historia es dulce y triste al mismo tiempo. Es agridulce. Y esto es lo q describe nuestra música.

J: Hasta ahora, hemos trabajado con opuestos, como triste/contento, pero a partir del próximo disco quizás cambiamos. No podemos prever la manera en la que vamos a escribir en los próximos tiempos.

¿Y cómo va el tercer álbum?

G: Tenemos muchas ideas, tenemos las melodías en la cabeza. Pero todavía no tenemos nada claro, tenemos que trabajar mucho. Son unas 15 ideas que se convertirán en canciones, pero de momento no dejan de ser eso, ideas. Para Comfort… trabajamos en equipo, pero para este nuevo álbum creo que volveremos a hacerlo como el primero, de forma individual: JinJa escribirá las canciones, y yo buscaré las melodías.

J: Quizás nos dejemos influenciar por la música que hemos compuesto para las bandas sonoras. Pero de momento no sabemos como lo vamos a orientar. Lo que sí que volveremos a hacer es contratar a músicos para que toquen algunos instrumentos en los temas que compondremos. Esto le da un nuevo aire a los temas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.