Vetusta Morla – Oasis Club Teatro (Zaragoza)

Tras casi una década de auto confianza en la sombra, aprovechada para curtirse en mil y un escenarios, a los madrileños les ha llegado por fin el reconocimiento con su disco Un Día en el Mundo (2008). El éxito de este trabajo ha levantado una palpable controversia, generando ácidas críticas y sentidas alabanzas a partes iguales. Tras presenciar uno de los muchos conciertos (cambio a un recinto mayor del previsto inicialmente incluido) en los que están abarrotando las salas, llega el momento de sacar conclusiones.

La numerosa banda cuenta en sus filas con músicos solventes, un cantante eléctrico y carismático y, desde luego, atesora un buen puñado de inspiradas canciones. El lastre reside en la dinámica que empieza a envolverlo todo. Poca culpa tendrán los propios artistas de atraer a los amantes de las radio formulas, pero en cambio sí son responsables de alimentar su cara más mainstream con teatralidades innecesarias –bidones y peluches incluidos- e incluso bochornosas, olvidando que el fondo es sin duda más importante que la forma.

Abrieron la actuación al igual que el elepé, con “Autocrítica”, encontrándose un público tan deseoso de aplaudir hasta la extenuación como de cantar a voz en grito temas como “Pequeño Desastre Animal”, o la propia “Un Día en el Mundo”. Si “Sálvese Quien Pueda” resultó junto con “La Cuadratura del Círculo” de lo más convincente de la noche, el pretendido final con “Sharabbey Road”, incitando al público a hacer coros masculinos y femeninos al más puro estilo de los etílicos conciertos que Los Inhumanos ofrecían en los ochenta, sólo puede calificarse de irreflexiva crueldad.

Vetusta Morla tienen en su mano la llave del éxito masivo, aunque ello pueda costarles perder buena parte de su, hasta ahora, valiosa identidad. Todo dependerá del camino que decidan tomar en el futuro.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.