Fernando Alfaro

Antes podía darme rabia ver cómo el reconocimiento llegaba a posteriori. Ahora la verdad es que me la sopla


 
 
A punto de publicar su nuevo disco en solitario, Saint-Malo (2015), Fernando Alfaro se embarca en una gira acústica con la que adelantar sobre el escenario esas composiciones aún inéditas.
 
Una serie de conciertos en la que en realidad convergen presente y pasado, ya que el músico también celebra el vigésimo quinto aniversario de la publicación de La luz en tus entrañas (1989) con la interpretación en directo del mítico debut de Surfin´ Bichos.
 
La próxima parada del albaceteño tendrá lugar este mismo sábado 17 de enero en Zaragoza, concretamente dentro de la programación especial ofertada por La Lata de Bombillas con motivo de su decimoquinto cumpleaños.
 
Aprovechamos la ocasión para entrevistar al vocalista y charlar acerca de Chucho, los propios Surfin´ Bichos o el regreso a la vida de los Mercromina de su ex compañero Joaquín Pascual, cuestiones todas ellas respondidas con la misma abrasiva sinceridad que siempre desprenden sus canciones.
 
¿Cómo surgió la idea de girar haciendo las canciones de “La Luz en tus entrañas” coincidiendo con el 25 aniversario de su publicación?
 
No sé… una cosa lleva a la otra… Bueno, llevo un año o así, desde que empecé a grabar mi nuevo álbum, embarcado en una gira acústica en solitario con canciones de este nuevo disco, “Saint-Malo”. Y con canciones mías de siempre. Pero cuando se aproximaba la fecha del 25 aniversario de “La luz en tus entrañas” alguien me lo propuso, en Galicia concretamente, al principio del verano. Era un reto, una cosa rara y difícil así que dije que sí. Ya tocaba canciones de ese disco, pero es que ahora era el disco, el LP original, íntegro. Y las canciones quedaban muy bien, eso me decía la gente. Al fin y al cabo es así como fueron compuestas: un tío con una guitarra acústica cantando visiones e imaginando orquestas.
 
¿Antes de decidirte definitivamente hablaste del tema con Joaquín Pascual?
 
La verdad es que me sorprende bastante esta pregunta: llevo quince años tocando en solitario mis canciones de cualquier época, solo o con banda, sin tener que pedir permiso a nadie. En Surfin´ Bichos no sólo es que cantara yo, sino que escribí y compuse el 99% de las canciones, igual que en Chucho y luego bajo mi nombre, etapas todas en las que por cierto he tenido la gran suerte de estar rodeado de músicos de mucho talento, entre ellos Joaquín.
 
¿Cómo recuerdas la grabación de ese disco mítico?
 
Todo el inicio del grupo fueron momentos de gran intensidad. Eran tiempos muy locos, había mucho vicio, delitos, empezamos el grupo con mi libreta negra llena de decenas de canciones, empezamos por lo más inmediato, lo más febril, empezamos a tocar sin gran pericia técnica, aprendiendo sobre la marcha, hubo gente que se cayó de ese tren en marcha… y el momento culminante de todo esto fue la grabación de “La luz en tus entrañas”.
 
¿Qué diferencia ese disco de otros de Surfin´ Bichos que llegarían después? ¿Qué hay en “La Luz en tus entrañas” que no esté en ningún otro álbum de Surfin´ Bichos?
 
Lo cierto es que en discos posteriores fueron saliendo también bastantes canciones compuestas antes de fundar Surfin´ Bichos, a medida que iban encontrando acomodo entre nuevas composiciones, y a medida que el grupo iba encontrando el equilibrio y la pericia suficiente para interpretarlas. Hablo de canciones como “Humo azul”, “Un alud de septiembre” y muchas otras. Siempre que hacía el repertorio para un disco, a veces echaba mano de canciones que tenía en el tintero, junto con todas las nuevas que había hecho, para que fuera más completo, más redondo. Y es lo que aún hoy sigo haciendo. Pero en aquel primer álbum, como decía antes, estaba lo más inmediato y febril.
 
Hace unos años tuvo lugar una resurrección de Surfin´ Bichos sobre los escenarios… ¿Qué tal funcionó? ¿Podría volver a pasar en algún momento?
 
Curioso el término “resurrección”, pero acertado en fin. En 1994 nos sobrevino a Surfin´ Bichos algo así como la muerte. Se nos apagaron las luces. O se me apagaron las luces. Y nos fuimos sin despedirnos de nadie. Cuando en 2006 se nos planteó la gira de reunión, aparte de la sustanciosa oferta económica, teníamos ganas de cerrar el asunto como se merecía. Somos grandes amigos, incluso a través de los años. Fue un gustazo, aquellos conciertos. Y además Subterfuge reeditó todo el material que habíamos grabado, todos los discos, incluso bastantes temas inéditos. Y todo quedó documentado en el film documental “Buzos haciendo surf”, muy recomendable. Pero desde el principio tuvimos claro que era una reunión puntual: esa gira y ya.
 

 
También recuperaste a Chucho hace poco… ¿Cómo fue esa experiencia?
 
Sí, hace poco más de un año: en 2013. Hicimos quince conciertos en esa gira y fue la hostia, muy emocionante. En este caso la idea era retomar el grupo en el punto en que quedó. Recuperar al chucho perdido, vaya. Decidimos que si la cosa funcionaba, si la cosa ardía y éramos otra vez de verdad un grupo, y así nos lo pedía el cuerpo, seguiríamos, y grabaríamos incluso disco nuevo de Chucho. Cosa que a medio plazo va a pasar. Yo lo aviso.
 
Y por su parte Mercromina volvieron a los escenarios el año pasado… ¿Viste algún concierto del grupo? ¿Qué te parecieron?
 
No he podido verlos aún porque aún no han tocado en Barcelona, donde vivo desde hace cinco años. Amigos que los han visto me han dicho que son la caña, que suenan como siempre de bien. Es que son un grupazo y con canciones cojonudas…
 
Todo esto parece indicar que vivimos un momento de nostalgia por el pasado… ¿Crees que es así y qué piensas que podría estar motivándolo?
 
No sé: yo odio la nostalgia, pero me siguen flipando canciones que me flipaban hace no sé cuántos años. Eso no creo que sea nostalgia. Me gusta escuchar o ir a ver a grupos o artistas que me gustan desde siempre, tanto como a novedades absolutas. Y lo de en medio también. Y me gusta escuchar mis hits particulares, sin sentir por ello nostalgia del pasado.
 
Tanto Surfin´Bichos como Chucho son ahora bandas ampliamente respetadas, quizás incluso bastante más que en su propio momento… ¿Da un poco de rabia ver cómo el reconocimiento y los elogios suelen llegar a posteriori?
 
Antes quizá sí que me daba rabia. Ahora me la sopla, la verdad. Allá cada cual.
 
Como decías antes, en estos conciertos también estás tocando canciones del que será tu nuevo disco, “Saint-Malo” ¿Cómo va a ser ese álbum y cuándo verá la luz?
 
Lo tengo ya terminado y listo para ir a fábrica. Creo que va a salir en primavera. Yo no lo puedo definir, estoy demasiado dentro. Es un disco grabado con mi banda de Barcelona, con aportaciones de músicos amigos, pero las canciones funcionan muy bien también así, sólo con una guitarra acústica. Lo podéis comprobar si queréis: toco en estos conciertos más de la mitad de las canciones de este disco…
 
¿Cómo vas a repartir el repertorio? ¿Qué debe esperar el público que decida acudir al concierto?
 
Lo cierto es que es una cosa bastante extrema esto de hacer un repertorio sólo con todas las canciones de mi primer disco, de hace veinticinco años, y canciones del nuevo, el número trece creo, que ni siquiera ha salido todavía. Y obviando todo lo que pasó entre medias (salvo en los bises, claro). Como cerrando un círculo. Yo lo llamo “El viaje de Saint-Malo”, que podría ser un nombre apócrifo para esta gira.
 
El concierto de Zaragoza está enmarcado dentro del 15 aniversario de La Lata de Bombillas, y sin embargo va a ser la primera vez que actúes allí… ¿Qué has oído acerca de la sala?
 
Hace poco he oído que es “un templo del underground”… creo que lo dijo El Meister, y yo lo comparto: llevo mucho tiempo con ganas de tocar en La Lata, he estado allí, pero nunca he tocado, es verdad. Era algo que había que solucionar.
 
El mismo día del concierto La Lata de Bombillas va a hacer una audición temática acerca de 25 años de música indie española… ¿Qué canciones o grupos no faltarían en tu selección?
 
Madre mía. Supongo que pondría música de todos mis amigos, y de muchos otros más recientes que aún no tengo el gusto de conocer personalmente. Y no fallaría. Sería una lista cojonuda.
 
También es ampliamente recordada en la ciudad tu actuación con Chucho en el Shaman Festival ubicado en el desaparecido (y añorado) Rincón de Goya del Parque Grande, junto a Luna, La Habitación Roja o Dr. Explosion… ¿Recuerdas aquella actuación?
 
Hummmmm. Creo que sí. Tocamos con los amplis de los chicos de La Habitación Roja, porque nuestro manager de entonces nos había dicho que no había que llevar equipo. Llegamos con una furgoneta enorme vacía como un cascarón y resultaba que no era así. Menos mal que la gente es amable. Luego, tengo recuerdos borrosos y bastante locos del resto de la noche por Zaragoza.
 
Muchas gracias de nuevo y buena suerte con el concierto y con tu próximo disco.
 
Gracias a ti, y a toda la gente que está leyendo.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.