Jack Peñate – Everything Is New (XL Recordings / Popstock)

A pesar del rostro serio mostrado en la cubierta del álbum, siempre he tenido la impresión de que Jack Peñate es una persona tremendamente feliz, realizada y consciente de la suerte que tiene al ganarse la vida con su música.

Esa es también la sensación que transmite la escucha de su segundo disco tras el agradable Matinee (2007), ahora ampliamente superado por esta continuación. Porque el londinense ha elaborado una fiesta plagada de sinfonías refrescantes, ritmos tropicales, aromas africanos y demás aderezos a conveniencia, con la que pretende (y consigue) levantar el ánimo del oyente, contagiándole su buen rollo. La producción oficialmente corre a cargo de Paul Epworth, aunque parece que un peso pesado como Norman Fatboy Slim´ Cook aportó sabios consejos a la confección del álbum, a pesar de que su nombre no aparezca por ningún lado en los créditos.

En cualquier caso, el resultado es un elepé sin desperdicio, porque además el compositor ha tenido el buen gusto de dejar la entrega en nueve pistas repartidas entre treinta y cuatro impecables minutos, siendo inteligente al evitar la saturación con relleno innecesario.

Nueve cortes eufóricos inaugurados curiosamente con la pieza más sobria del lote, una delicia llamada “Pull My Heart Away” que despista al recordar a The Cure, para mostrar seguidamente sus cartas con un sonido cercano al del Josh Rouse más animoso en la pegadiza “Be The One”, el bailable “Everything Is New” que da título al álbum, o la radiada “Tonights Today”. El interés no decae con el desparrame de “Give Yourself Away”, “So Near” o la envolvente “Body Down” echando el cierre a un álbum que deja la siempre positiva sensación de querer más.

Everything Is New (2009) pide a gritos disfrute puro y duro, así que mejor no busquen aquí una obra trascendental. A cambio encontrarán canciones certeras y bien hechas, inspiradas y activas, elegantes y enérgicas. Lo que es lo mismo, una banda sonora perfecta para acompañar con clase al periodo estival y sus calurosas escapadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.