Rinôçérôse y Ladytron – Plaza Mayor – 3 Festival Internacional de las Artes de Castilla y León (Salamanca )

La Tercera edición del Festival Internacional de las Artes de Castilla y León, en lo que al plano musical se refiere, arrancaba en la Plaza Mayor de Salamanca con dos sustanciales propuestas del rock electrónico actual. A pesar de que ambas bandas tengan cabida en dicho estilo, el fin de semana disfrutamos dos formas bien distintas de entenderlo.

El viernes fue el turno de los franceses Rinôçèrôse, que volvían a la capital charra tras formar parte de aquella bacanal de conciertos que significó para la ciudad la Capitalidad Cultural del 2002. Con su estilo bailable y descontroladamente rítmico, no tardaron en poner en movimiento al público que prácticamente llenaba la plaza. Sobre todo teniendo en cuenta que el peculiar Jessie Chaton no esperó mucho para aparecer y, embutido en mallas rojas y luciendo una generosa mata de pelo afro, descargar entre posesos bailes la eléctrica “Cubicle”, terminando de entonar así a los presentes. Los psiquiatras fundadores de la banda, Jean Philippe y Patrice Carrie (pegada a su bajo y ocupando un segundo plano casi en todo momento), se acompañan por cuatro músicos (guitarras, teclados, batería y bongos) que ayudan a dar forma a su propuesta sobre el escenario. Jean Philippe no pierde ocasión de alabar la belleza del emplazamiento, mientras desfilan a partes iguales temas de su último trabajo Schizophonia y clásicos imprescindibles de su repertorio como “Le rock summer”, “Le mobilier” o “Le guitaristic house organisation”, adornadas por cierto, con las mismas proyecciones que hace años.

Justo antes de despedirse por primera vez (hasta tres veces volverían luego al escenario) Jessie vuelve a escena para acometer la roquera y rabiosa “Bitch” en lo que fue uno de los momentos más excéntricos y disfrutados de la noche. La sorpresa llegó cuando en su retorno al escenario presentan a otro invitado, nada más y nada menos, que el ex–Ride Mark Gardener que ya ponía la voz en los temas más (lógicamente) britanizados de “Schizophonia” e hizo lo propio en directo con “My demons” y “Skin”.
En la recta final suena “Funky funky music”, noventa puntuales minutos y el ritmo calado hasta los huesos…

El sábado pasamos del blanco inmaculado y la tendencia claramente dance de Rinôçèrôse, al techno pop atmosférico y oscuro de los británicos Ladytron. Si el viernes disfrutamos de un buen concierto, lo que nos esperaba el sábado resultó aún mejor. El cuarteto, convertido en sexteto para encarar el directo y con el negro como color dominante, se centró en los temas de su último e impecable disco “Witching hour”. La parte principal del escenario se reserva a la dupla formada por la guapa Helen Marnie y la bellísima búlgara Mira Aroyo. La embriagadora voz de la primera y la profunda mirada tras los teclados de la segunda, cautivan por igual a ambos géneros, desprendiendo un glamour misterioso y sobrio mientras suenan himnos turbadores como “Destroy everything you touch”, “Soft power”, “High rise”, “Internacional dateline” o el rescatado single “Playgirl”, del álbum “604”. Y siendo que la Plaza Mayor de Salamanca además de su belleza señorial también puede presumir de buena acústica, el conjunto se traduce en un auténtico lujo para los sentidos. Impecable en ejecución y elección del setlist (aunque es una lástima que ya no incluyan “Blue jeans” en sus directos), los justo sesenta minutos de concierto supieron a poco pero dejaron un delicioso sabor de boca.
Ahora sólo me queda decidir cómo le explico a mi novia que me he enamorado de Mira

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!
WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien