Adrian Pitts – The Present (The Borderline Music -DiscMedi)

Lo mejor que se puede decir del debut en solitario de inglés afincado en Cádiz Adrian Pitts, es que lo que ves es lo que hay. No hay trampa ni cartón. Lo que oyes lo (mucho o poco) que sientas en la primera escucha es lo que permanecerá intacto por muchas vueltas que le des al disco. Claro, que esto tiene una doble lectura. Lo peor que se puede decir también es eso. Un disco que aunque bonito y delicado, resulta plano cuando nos enfrentamos a varias escuchas del mismo.

Es inútil buscar vértices, aristas, recovecos en los que ensimismarnos un rato. No esperes encontrar pequeños detalles que no fueran tan evidentes como los bonitos arreglos que lo componen, aunque la única función que cumplen es rellenar huecos de caminos ya muy transitados. No obstante todo lo negativo que esa idea pudiera contener no supone en absoluto que el disco desmerece las escuchas, pues su carácter casi litúrgico de folk rock queda bastante subyugado gracias al subrayado que Javier Shankara como productor del primer proyecto en solitario de Pitts (antes militaba en Easy y The Capris), le ha conferido al sonido general del disco. Y es que el hecho de que las canciones resulten casi intercambiables le resta (algo) de credulidad a un disco, que por otro lado si hubiera sido parido en otra época habría sido vitoreado de manera más efusiva. Pero en la época en la que todo lo que baje de la etiqueta de “discazo” parece que no vale la pena ser consumido, este disco adolece de ese grave mal. Una piedra del mar bonita, graciosa que te llevas de recuerdo a casa, pero común como el resto.

Luego ya viene el juego de las comparaciones. Que si en el segundo corte “Save Me” casi oímos a los Beatles, que si “Piece of the Sun” que abre el disco parece más un Bryan Adams desenchufado, o que en la hoja promocional por apuntar bastante alto lo quieren equiparar a Crowded House. Al fin y al cabo se trata de un disco tan poco poliédrico y tan manso que no te será difícil encontrarle un momento del día para escucharlo. Apto para escuchar con el piloto automático puesto. Ya juzga por ti mismo si eso es algo bueno o malo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien