Asistimos al Faraday 2011

Ni colas infinitas, ni aglomeraciones agobiantes ni distancias quilométricas: el festival Faraday  es un paraíso a 50 metros de la playa y a los pies de un faro. Tal como prometen sus organizadores en la promo, y os aseguro que no mienten, “una experiencia única e irrepetible”, incluso aunque la lista de artistas a priori pueda no parecernos demasiado seductora.

Pero lo bueno del cartel del Faraday  es que está construido con muy buen gusto, ajeno a las modas del momento y si uno va ganas de descubrir, se acaba llevando un buen puñado de conciertos para el recuerdo. Y eso justamente es lo que ha pasado en la edición de este año.

Puedes leer el reportaje completo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien