Chvrches – The Bones Of What You Believe (Virgin Records)

Mucho y bien se ha hablado del trío de Glasgow CHVRCHES antes de que por fin podamos tener entre manos su debut en largo. Considerados como la nueva esperanza blanca del pop electrónico (y como uno de los hypes del año, junto con Swim Deep, Peace o HAIM), podemos decir con voz bien alta que su estreno no defrauda. Y lo consigue extendiendo la fórmula ganadora que fueron exprimiendo con acierto en su celebrado goteo de singles previos, por cuyo camino regalaron joyas como “Gun”, “Lies”, “Recover” o el himno “The mother we share” (regrabada para la ocasión, pero cuya esencia permanece intacta).

Dicho póker incuestionable había provocado que las expectativas no hubieran hecho más que crecer y crecer en estos meses, pues quien más y quien menos no podía dejar de soñar con la idea de poder reunir otros ocho pepinazos de tal calibre para completar su flamante estreno.

Y si bien es cierto que no podemos decir que entre las nuevas canciones encontremos nada que alcance el nivel de esos singles, sí que al menos reúne la calidad suficiente para que podamos estar hablando de uno de los debuts más celebrados de lo que va de 2013.

Entre el material inédito de este “The Bones Of What You Believe” (13), celebramos la presencia de cartas ganadoras como “We sink”, que se revela como perfecto single de continuación y debería seguir la estela ya marcada, “Tether” que es una balada con crescendo épico que funciona como buen contrapunto ante tanta subida de adrenalina y “Science/Visions” que los lleva al terreno de unos Crystal Castles algo más estándar. En todas ellas, la dulce voz de Lauren Mayberry flota con elegancia y carácter sobre los colchones de teclados y sintetizadores que Iain Cook y Martin Doherty manejan con destreza y tino melódico. También hay tiempo para el relleno (y aquí hablamos, me temo, de números como “Night Sky” o “Lungs”)  lo que nos impide encontrarnos ante la obra redonda que algunos habíamos idealizado. Aunque bien pensado, ¿acaso la imperfección no es un rasgo que les pueda añadir más atractivo? .

En definitiva, Chvrches no han fallado a quienes han venido incluyendo en sus favoritos del año cualquiera de los hits que sabiamente supieron ir dosificando para hacerse con una buena masa de ávidos degustadores de ejercicios de temporada con más que probable fecha de caducidad. Y en ese terreno, pocos discos reúnen más méritos que éste en lo que va de temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.