Dos años sin Sergio Algora

Tal día como hoy hace justamente dos años el dolor nos invadía al conocer la tristísima noticia de la muerte de Sergio Algora.

El genial creador zaragozano fallecía en su casa de la capital aragonesa a la edad de 39 años, dejando tras de sí tres bandas –El Niño Gusano, Muy Poca Gente y La Costa Brava-, una imprescindible colección de libros y un sinfín de descacharrantes artículos.

Hace unos meses el diario Heraldo de Aragón realizó una encuesta entre sus lectores para preguntar acerca de quién consideraban que debía dar nombre a una nueva calle en la localidad. Sergio Algora fue el más votado por delante de nombres como los de Bunbury o Amaral.

Algora contó con espacio propio en la exposición “15 Años de Grabaciones en el Mar” celebrada en el Centro de Historia de su ciudad, y fue un gran honor que el capo del sello Pedro Vizcaino me reclamase un texto para ilustrar tan destacado rincón de la muestra.

Veinticuatro meses después la ciudad mantiene su recuerdo igual de fogoso que siempre e, infinitamente lejos de caer en el olvido, su ilimitada obra, afilado ingenio, imponente recuerdo y marcada personalidad forman parte eterna de la cultura zaragozana.

Algora Campeón

Sergio Algora fue dotado con una de las mentes más especiales que ha dado la literatura contemporánea de este país. Ya fuese a través de canciones, libros, poemas o artículos, su alucinada, irónica, y en ocasiones desorbitada visión de lo cotidiano, junto con una relumbrada capacidad para acercar esa personal percepción del mundo a los que ni siquiera podíamos llegar a imaginarla, quedarán como legado de un creador tan singular como forzosamente añorado.

Un año después de que el zaragozano iniciase su último viaje ve la luz aparece “Algora Campeón”, disco ideado por Grabaciones en el Mar, sello bautizado en su momento por el mismo Algora. El álbum recoge un total de trece temas originales, uno por cada referencia publicada por el aragonés a lo largo de su carrera, desde su primera y aún hoy influyente banda El Niño Gusano, sin olvidar el grupo fundado tras la punzante disolución de ésta, Muy Poca Gente, y por supuesto al frente de su última y prolífica formación, La Costa Brava.

El libreto que acompaña al compacto incluye un sinfín de instantáneas enviadas por seguidores del músico, junto a él o enmarcadas en alguno de sus conciertos, destacando por significativas dos de las fotos principales. La primera muestra a Algora caminando de espaldas por la Calle Alfonso, con la basílica del Pilar al fondo y tan próxima a la que fuera su casa y su Bar Bacharach. La segunda muestra una pintada aparecida muy cerca de allí tras su muerte, con la frase “Un Jardín En Cada Poro. A Sergio” extraída de la canción “Madame Dos Rombos” de El Niño Gusano.

En Zaragoza seguirán cantándose a gritos sus composiciones, mientras irrumpe la emoción al escuchar su voz dando forma a las extraordinarias y alucinadas historias marca de la casa. Y me gusta creer en esa teoría que siempre han mantenido sus amigos: aquel nueve de julio de 2008 Sergio en realidad se fue sin avisar de vacaciones a Las Bahamas. Porque Algora siempre fue un puto campeón, claro que sí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.