Ebrovisión – Varios emplazamientos (Miranda del Ebro (Burgos))

Por encima de carteles (dificíl encontrar nombres de grupos que no participen en varios festivales veraniegos) y modas, Ebrovisión es una cita diseñada con cariño y sentimiento por personas de la misma Miranda de Ebro. Para ellos es obligado hacer bien las cosas y que el público esté lo más cómodo posible durante el festival.
Catorce ediciones no son pocas para sumar éxitos y fidelizar a un público que vive el evento con ilusión y participa en todo momento. Este año quisimos sumarnos también a la programación diurna y no podemos más que trasnmitir que la gozamos.  
Por todo ello, un año más, felicitamos a la organización y la animamos a seguir trabajando como hasta ahora. El reconocimiento lo tienen asegurado.  
Viernes
Nuestra corta selección de la noche empezó con Second, una banda que engancha a sus seguidores y ofreció un correcto directo, aunque a nosotros se nos resiste la propuesta de los murcianos.
Con El Columpio Asesino nos pasa lo contrario, les hemos visto crecer y es ahora cuando alcanzan altas cotas sobre el escenario. Oscuros, intensos y muy adictivos. La formación de los hermanos Arizaleta se codea de tú a tú con los grandes del indie nacional. Primera división, puestos europeos.
Los noruegos Kakkmaddafakka, una sorpresa (para lo bueno y lo malo) para algunos despistados como nosotros, convirtieron el Multifuncional de Bayas en una fiesta.
Seguidamente, Izal, cabeza de cartel esa noche, se dieron un gran baño de masas. El grupo del vitoriano Mikel Izal es, posiblemente, el que más ha crecido en cuanto a público en este 2014. Para gustos.
Sábado día
“Ebropeque” es una actividad ideal y necesaria para que los más pequeños puedan ir familiarizándose con nuestra música. Smile alegraron la primera parte de una calurosa mañana en el centro de Miranda. Una interesante programación (Novedades Carminha y Julián Maeso) continuó en la Fábrica de Tornillos para quienes optaron por no seguir tomando el sol.
Tras la comida popular que triunfa cada año, en la misma Plaza de España, pudimos degustar la actuación de unos Señores en plena forma (indie-rock muy recomendable) y la sorpresa de última hora que supuso el “Should I Stay or Should I Go” de The Clash que se marcaron We Are Standard.
Para cerrar, Carlos Sadness y su banda ofrecieron una divertida actuación que a buen seguro supuso todo un descubrimiento para parte del asistente. 
Sábado noche
Belako
Ruido y melodía de corte noventero, los bizkaínos Belako no pasarán a la historia por inventar nada. Sin embargo, no hay nadie ahora mismo en España que suene como ellos. Sobre el escenario del Ebrovisión, estuvieron rotundos, pero quizás contenidos por la hora. Es una lástima que su primer y reciente disco (Eurie), no se esté moviendo como debiera y que aún tengamos que decir que son una joya desconocida.
León Benavente
Uno de los discos impecables del año pasado y un directo a la altura del disco. La gira de León Benavente está resultando merecidamente interminable. Guitarras y letras implacables, varias voces, y tres candidatas a ser canción del verano: “Estado Provisional”, “Ánimo Valiente” y “Ser Brigada”.
French Films
Pop de evidentes referencias a parecidos y exitosos referentes como The Drums, lomque más nos interesa de estos fineses son sus referencias sesenteras. Elegantes pero algo fríos en Miranda, cuando se empeñaron en ser The Kooks resultaron un grupo más del montón, cuando se acercaron a Beach Boys, firmaron varios de los mejores momentos del festival.
Vetusta Morla
Líbreme Dios de comparar a Vetusta Morla con Arcade Fire, pero, ¿os acordáis cuando éstos sacaron el Funeral, y recibieron michas críticas por cierta artificiosidad? Pues multiplicad con 10 los elementos objetivos que motivaban estos comentarios y os podréis hacer una idea de lo que es ahora mismo el directo de Vetusta.
Pucho y su histrionismo alcanzan ya niveles cercanos al umbral de saturación, demostrando que siente unas canciones que dicen bastante menos de lo que parece. En fin, la épica es como la sal en las comidas, la justa;  y con los años, menos en vez de más.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.