Eddie & The Hot Rods + Foreign Characters – Gruta 77 (Madrid)

Dentro de los conciertos encuadrados dentro de los Veranos de la Villa, este año también tienen cabida los escenarios “familiares” como el de la sala Gruta 77. Y ni más ni menos que con bandas como los británicos Eddie & the Hot Rods, la diversión y el hedonismo en forma de sencillos acordes de Rock estaban garantizados.

Los madrileños Foreing Characters fueron los encargados de caldear el ambiente con su Rock & Roll directo y sin concesiones. Un trío con formación clásica; guitarra, bajo y batería, que en lo que era su segundo concierto en directo (como pude averiguar más tarde) dejaron claro que pueden tener muchas cosas que decir. Esperamos verles más a menudo por las “tablas” madrileñas.

Con impuntualidad no británica salía al escenario de la sala madrileña, el quinteto de “Pub Rock” liderado desde hace la friolera de treinta y seis años por el ex boxeador Barry Masters. Eddie & the Hot Rods nunca serán recordados en las enciclopedias al uso como los grandes del punk o la nueva ola británica. Pero no está de más recordar que su primer disco grande es del año 1976, y que desde 1974 estaban dando guerra en Pubs y pequeñas salas, mucho antes de saber que era aquello del movimiento “punk” y de que el fenómeno “Sex Pistols” estallara en las islas británicas.

Con su clásico Teenage Depression, y con un Barry Masters en plena forma, dejaron claro desde el principio que no iba a ser un concierto aburrido. Eso sí, con un sonido y canciones algo aceleradas, quizás por el empeño en demostrar precisamente eso, que se está al 100%. Sea como fuere, en menos de lo que nos dimos cuenta ya estábamos saltando al ritmo de “Might be Lying” y “Quit this Town”. Hasta llegar a otro de sus temas que nunca faltan en sus directos, y que he de confesar que me resulto difícil reconocer en un principio debido a la velocidad imprimida por la nueva formación, “Better without You”.

Así fueron desgranando un setlist, plagado de versiones (muchas para el que esto suscribe) entre las que se contaban; “The Kids are Allright” de The Who, la mil veces versioneada “Stepping Stone”, “Born to be Wild” de Steppenwolf, o “Gloria” de Van Morrison para terminar.

Canciones como “Do Anything you Wanna Do”, que aparte de ser todo un himno generacional, es una declaración de principios de Barry Masters y su banda desde hace muchos años, quedaron desde mi punto de vista en un segundo plano. Y es que, unos cincuenta minutos de concierto, del cual gran parte fueron temas ajenos, no supieron a mucho, la verdad.

Quizás me hubiera hecho a la idea de muchas expectativas para este concierto, sin acordarme de que Eddie & The Hot Rods, son solo eso, una banda de Pub Rock, y que nunca han querido ser más. Eso es lo hay que tener claro cuando se vaya a ver al quinteto británico. Lo dicho, nadie se acordara de ellos cuando hayan muerto, pero seguro que siempre habrá alguien por ahí tatareando; “Why don´t you ask them what they expect from you Why don´t you tell them what you are gonna do…”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien