Fiesta Elefant – El Sol (Madrid)

Al llegar a la Sala El Sol, y ver tal disparidad de edades entre el público, es cuando realmente te das cuenta de que treinta años son muchos años, y más cuando se trata de la vida de una discográfica tan volcada al POP en su estado más puro, y en su versión más española. Y es que es sorprendente y admirable como después de treinta años, Elefant sigue manteniendo la frescura de sus bandas sin caer en la monotonía, pero manteniendo su estilo, como mientras, sigue descubriendo nuevos grupos de calidad, y cómo ayuda a reinventarse a algunos artistas que se quedan algo olvidados o rezagados .

La fiesta que el sábado 4 de abril se dio en El Sol, y que tenía como cartel, la actuación de Zipper-Cremallera, la presentación del nuevo disco de Cola Jet Set, y la actuación como Dj del “líder” de La Casa Azul, Guillle Milkyway, cogió la tonalidad de guateque desde el primer momento. Que ¿Por qué? Por la música setentera que pinchaba Milkyway a la espera de que saliese Zipper, por el buen ambiente que se respiraba, por las bebidas que se consumían, por los vinilos que la gente compraba, por los modelos “retro” de los asistentes, e incluso por la edad de algunos de los allí presentes. Pero sobre todo, por la música que allí sonó en directo.

Pero si por si acaso quedaba alguna duda, de lo que iba a sonar esa noche, la cantante de Zipper la despejó desde el primer momento, cuando con su voz cálida pero contundente se acercó al micro y dijo: “Hola, somos Zipper-Cremallera, y esto es POP”.  Y sin esperar ni un segundo, eso es lo que hicieron durante doce canciones de verdadero Power Pop, en una formación tan clásica como es la de guitarra, bajo y batería, y que pese a la calma triunfante entre canción y canción (de esta forma es imposible conquistar al público) sonaron muy bien y tuvieron muchos aciertos como “cosa de artistas”, “holidays in moscow”, “como un flash” o la conocida para los seguidores del concurso de maquetas del contempopranea “hoy estoy muy pop”.

Finalmente, un poco antes de las once, aparecieron por fin los aclamados Cola Jet Set, liderados y protegidos por Felipe Fresón (alma en otros tiempos de los famosos Fresones Rebeldes), seguido por su querida cantante y teclista  Ana (también cantante de La Monja Enana) y por el resto de la banda.

Sin pensárselo dos veces, y haciendo honor a la anunciada “presentación del disco”, tocaron uno tras otro y en el mismo orden, los trece temas de su segundo y esperado álbum (después de cinco años de sequía). Pop feliz en su estado más puro, un público bastante entregado y euforia y mucho baile en temas como “suena el teléfono”, “subidubi”, o “el sueño de mi vida” que con una muy buena interpretación (Felipe es un maestro de las guitarras, y Ana tiene una voz tan agradable…) y un buen sonido, hicieron que las sonrisas y el buen ambiente se contagiaran desde el escenario a cada uno de los allí presentes.
Tras la literal presentación, un muy aplaudido bis donde tocaron tres temas de su primer disco Contando Historias para acabar con la canción preferida para muchos “quiéreme”.

Acabando la fiesta, se subió de nuevo Guille Milkiway a los platos, para regalar algo más de una hora de música de otros tiempos (donde dije fiesta, digo guateque), intercalada por algunos temas de pop más reciente como “l´anarchica pugliese” de Fitness Forever y un nuevo tema de La Casa Azul que saldrá en el nuevo disco en el que está sumergido.

En definitiva, una buenísima velada en la que triunfaron la buena música, el buen ambiente, y las miradas a los orígenes del pop.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.