The Right Ons +The Ettes – El Sol (Madrid)

Nadie se sorprende ya cuando en vez de comenzar a las 22:30 comienza una hora más tarde, por desgracia en muchas ocasiones se va estableciendo como habitual; en otras también es debido por la imposibilidad del grupo a llegar antes a la cita ya que la noche anterior ha tocado a más de 500 km. Por diferentes motivos los asistentes tuvimos que esperar a que el trío estadounidense The Ettes apareciese en el escenario, y eso, pues no gusta a nadie.

El grupo realizaba el primer concierto en España y lo hacía nada menos que en la sala más emblemática de Madrid, aunque no parecía afectarles el recinto, no así el público asistente en él. Su directo fue explosivo, Maria “Poni” Silver a la batería se encargo de marcar el ritmo que tanto bajo y guitarra incluían en el punk de Ramones o el garage de los inicios de The White Stripes. Causaron una gran impresión, pese a los rifirrafes de un desilusionado Jeremy Cohen al ver que la gente casi ni respondía a su música, y el recuerdo de Lindsay “Coco” Hames a la carismática Karina debido a sus miles de gracias a cada instante.

Pero el plato fuerte venía después. Con un ambiente propicio, con la sala llena por completo –algo que no esperaba el grupo–, The Right Ons salieron dispuestos a demostrar el porqué de la confianza dada y sobre todo, a demostrar la calidad de su música en directo.

Los temas de su disco 80.81 (2Fer Records, 2007) sonaron más potentes que en el compacto, grabado también en directo, sin adulterar el proceso una vez acabado. El sonido evadía la tranquilidad que podía asociarse a algunas canciones, donde la influencia negra desde el soul o el funk fue menor a favor del rock o incluso acercamientos al punk. Lo que estaba claro es que ellos querían hacer bailar a los asistentes, sin intención de encasillarse en un sonido determinado. Para ello, incluso regalaron panderetas con el nombre del grupo que a muchos les duraron más bien poco.

Las canciones que más destacaron fueron “Pretty Suck”, abriendo de la misma forma que en su debut discográfico al encadenar los tres primeros temas, donde “Do Your Thing, Babe” sigue demostrando el por qué de su elección como single de presentación, “Easy If You Try” tuvo más carga que en el álbum, y fue “Tell Me ‘Bout the Good Times” la que puso inicio a la mejor parte cuando supuestamente se despedían del concierto, uniéndola con el imparable “Shake, Shake, Shake”. Pero la despedía era ficticia, pese a las mil veces anunciada por el batería Ramiro Nieto, aún quedaban los temas “Walking On the River” y “We Gotta Get Together”, con el que sí pusieron el broche a un directo que no defraudó en absoluto. Marcha, baile y alegría, los elementos de los que ellos se valen para construir su música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.