First Aid Kit – The big Black & The Blue (Wichita Recordings)

A veces uno indaga sobre según qué cosas intentando pasar al siguiente nivel, cuando lo que realmente hace es caminar hacia la ruptura de la magia. Uno se propone pasar la noche en vela para descifrar grandes misterios, y lo único que consigue es una dosis de realidad y madurez al ver que son los padres los que colocan los regalos de navidad y los que le hacen el trabajo sucio al ratoncito Pérez. Algo parecido ocurre cuando uno indaga sobre First Aid Kit.

Escuchar The Big Black & The Blue invita a profundizar. Es un disco con empaque. No cambiará el mundo, no es nada brillantemente nuevo, pero se deja escuchar y cuenta con varios momentos interesantes. Una muy buena producción folk con bonitas voces que proporciona paz y alegría de vivir, que diría Ray Heredia. Y cuando uno araña un poquito la superficie se da de bruces con que las dos mozas, suecas y hermanas, tienen un pasaporte de los que dan envidia: sus fechas de nacimiento se quedan en 1990 y 1993.

Esto me provoca cierta confusión. ¿Es posible que, siquiera sin llegar a la veintena, me esté creyendo lo que me cuentan Klara y Johanna Söderberg? Pues sí. Me creo el folk made in Cat Power de “Heavy storm”, y el más melódico de “Ghost town”, “Josefine” o la entrañable “Hard believer”. También me creo el precioso”Waltz for Richard” o el country dicharachero de “Sailor song”. Raro, ¿no?

The First Black & The Vlue es, pues, un debut verdaderamente sorprendente, pero que deja a las hermanas Söderberg en una peligrosa tesitura: todo lo que no sea mejorar este disco fabricado en la adolescencia se tornará en una injusta frustración en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.