Los Tiki Phantoms – FNAC Triangle (Barcelona)

Sensación agridulce y empate técnico en este primer directo que veo de Los Tiki Phantoms. Vestidos para la ocasión, sudando tras las máscaras y con un lleno absoluto, la banda barcelonesa presentaba su primer disco, Regresan de la Tumba, un interesante tratado de rock surfero instrumental editado por Bcore.

Los primeros quince minutos fueron memorables. Canciones estudiadamente cortas e intensas, sin concesiones, y ejecutadas de manera magistral. Grandes músicos haciendo música para bailar, a pesar de las dificultades que eso entraña en los días que corren. Ecos a The Advantage (por lo divertido) y a los Chewbaccas (por lo bien hecho), en unos minutos que pasaron muy rápido y que invitaban a mucho más.

Pero fue a partir de una versión de “The Munsters” cuando el concierto cambió de ritmo e intensidad, para entrar en un bucle repetitivo del que ya no conseguirían salir. El aburrimiento hizo que comenzaran a llegarme a la mente imágenes de series norteamericanas de los 80, aquellas dónde la gente bailaba y hacían surf en playas de mentira, y un grupo, de fondo, ponía una banda sonora completamente prescindible para el desarrollo del capítulo. El final a ese mal momento lo puso la versión del “Take on me” de A-HA. Estuvo divertida, pero les vació a cero el casillero de la credibilidad.

Su teatralidad (me pregunto si funcionaría un grupo así sin los disfraces), su particular forma de ver el rock y de encarar los conciertos les llevarán muy alto con tan sólo un poco de constancia y suerte, pero les queda trabajo y les quedan canciones por delante. Aun así, sigue siendo un gustazo ver a bandas nacionales que facturan un rock de tan alto nivel desde su primer trabajo. Esperaremos a ver qué nos depara el Dios Tiki en próximas entregas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.