monoh – Radiofrequency Assisted Device (Autoedición)

Algo se mueve en Valencia. Bueno, en Valencia y en Madrid; pero que algo se mueva en Valencia siempre es más noticia. Es un ente extraño, etéreo, difícil de catalogar. Todavía no hemos inventado una etiqueta que lo defina en todo su espectro, así que lo mejor será utilizar el nombre con el que lo bautizaron: monoh.

Si hay una expresión que defina a monoh es “a medio camino”. A medio camino entre Valencia y la capital del país; a medio camino entre el trip-hop de Portishead y la indefinición abstracta de Björk. Y, finalmente, con Radiofrequency Assisted Device, su tercer EP autoeditado: a medio camino entre el anonimato y el gran salto definitivo.

Radiofrequency Assisted Device es la mejor publicación de monoh hasta la fecha. Sus seis temas y algo más de 20 minutos se les empiezan a quedar muy cortos. Todos los temas se presentan bajo el manto de una producción practicada a conciencia; Alfonso G. Ródenas no ha tocado un botón más de la cuenta. En sus atmósferas hay oxígeno, dióxido y hasta monóxido de carbono; ellos van de una a otra como quien abre una puerta para entrar en la habitación de al lado.

De la elegancia trip-hop de “Origami” pasan a la oscuridad eléctrica de las crudas “Come again” o “Them”, de la delicadeza robótica de “So long and thanks” a la seducción gélida de “Happ/iness/ening”. También son capaces de descolgarse con un hit apto para las pistas de baile más exigentes como “Talking to me”.

Mención especial para la voz de monoh. Björk sólo es un evidente punto de referencia (afortunadamente). La de Bada, que así se llama, es la voz del futuro en España.

ESCUCHAR en Spotify: monoh – Radiofrequency Assisted Device

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.