Roy Loney & Señor No + The Hi Risers – El Sol (Madrid)

No hay manera mejor de celebrar el veinte aniversario de Bloody Mary, “dealer” de Rock & Roll y promotor de conciertos, que con estos tres gigantes del R & R, con mayúsculas.
Los primeros en salir al escenario de la sala El Sol, fueron el incombustible trió de Rochester, The Hi Risers. De todos es sabido, que la banda norteamericana da unos conciertos de lo más divertidos, de verdad a estos tres tipos hay que verlos en acción.
Su curiosa mezcla de Rockabilly, Surf, Rythm & Blues, Pop y prácticamente lo que les de la gana, hace que sus conciertos, toquen el tiempo que toquen, parezcan de cinco minutos. Y eso es lo que hicieron, tocar durante prácticamente una hora delante de un público entusiasta y entregado. El repertorio se conformo con una buena selección de temas de todos sus discos, prestando más atención a su último trabajo “Once We Get Started”.

Ya en los bises (a pesar de ser teloneros, tuvieron que salir) nos deleitaron con su homenaje a su bebida favorita (el Wisky), en clave country, “Johnny, Jim & Jack”.
Bailoteos, sudor, bromas con todo el mundo y miradas cómplices a todos los asistentes, algunas fans enfervorecidas pidiéndoles que tocaran “Confesion of Love”. Resumiendo: De lo más divertido y simpático que se ha visto últimamente por los escenarios de la capital.

La sala, por cierto, prácticamente llena, ya estaba “calentita” para recibir  Mr Roy Loney y a otros señores, Señor No. El que fuera guitarrista/vocalista de la banda The Flamin Groovies ha unido fuerzas con los donostiarras para sacar su último disco: “Got Me a Hot One”. ¿Cómo ha nacido esa conexión Euskadi – California?  Habría que preguntarles a ellos, pero bendita sea.
Roy Loney salió al escenario “armado” únicamente con su guitarra acústica, y ya dejando claro desde el principio que a pesar de sus sesenta y tres años, tiene energía para rato. Dos temas en formato acústico, y al tercero “Diablo” es cuando salieron los de Donostia, a llenar de watios la sala y a cargar de electricidad el magnífico tema.

Después lo que vino es difícil de explicar con palabras, una selección de temas de los “Groovies” y otro tanto de cosecha propia, con un Roy Loney encantado de estar arropado por Señor No, una banda que lo da todo en el escenario. Así, fueron “ametrallando” a los allí presentes con temas como: “Dont Believe Those Lies” de su etapa con The Phantom Movers  o “Coming After Me” de los Groovies. Hasta ir llegando a temas más emblemáticos de Flamin Groovies, como: “The First One is for Free” perteneciente a su álbum “Supersnazz” o “High Flying Baby” de su disco “Teenage Head”, y muy celebrados por el “personal”.

Como también lo fueron los temas “Born To Be Your Fool” y la estupenda versión de los Strangeloves, “Cara-Lin”. Pero lo mejor estaba por llegar en la recta final de set, cuando le toco el turno  a “Heading for the Texas Border”, “Second Cousin” y “Teenage Head”, ya con un Roy Loney totalmente desmelenado sobre el escenario, y Xavi de Señor No haciendo rugir su Gibson Les Paul, como solo él lo sabe hacer.

Aún hubo tiempo para que en los “bises”, salieran a despedirse, como no, con un clásico atemporal de The Flamin Groovies, “Slow Death”,  con el señor Loney, literalmente por los suelos, poniendo la sala “patas arriba”.

Una noche de esas que son difíciles de olvidar, en las que se demuestra que las mejores gestas del Rock, no tienen porque darse en grandes recintos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien