Santi Campos & Herederos (Kutxa Beltza) Bilbao 20/09/19

Me suele gustar leer a otros cronistas tras asistir a un concierto y me suele gustar aportar a mis textos el sentimiento que algunos artistas me generan. En le caso de Santi Campos, voy a empezar por lo más destacado de la presentación de La Alegría en Bilbao: hablamos de un músico que tras más de veinticinco años de trayectoria, no ceja en su empeño por alcanzar su cima. Y hablamos de una cima muy elevada que cada vez se presenta más cercana. Este hecho no está al alcance de muchos, en absoluto. Santi Campos es un sensacional compositor que ha terminado por rodearse de una banda mayúscula. Los cinco músicos llegaron a Bilbao con la mayor de las ganas e ilusiones. Es la capital vizcaína un lugar especial para nuestro protagonista desde hace muchos años ya.

Lo reitero, estamos hablando de una formación que en directo es soberbia y que merece mucho la pena no perderse. Y es en este punto donde mi comprensión escapa de la realidad. ¿Por qué no acudió más público a un concierto como el que nos ocupa?

Siguiendo con lo verdaderamente importante, las canciones de este nuevo trabajo doble de Santi Campos, en directo son mejores que en disco. Rotundamente. Conozco a Santi desde principios de siglo y si algo le caracteriza es su autenticidad y honestidad. Siente lo que hace y ha sido capaz de superar muchísimas adversidades que el tortuoso camino de este circo nuestro le ha presentado. El músico segoviano ha sabido ser ambicioso (aprendió a componer con el piano hace no tanto) y ha demostrado que cuando apuestas por ser tu mismo y buena persona, siempre vas a estar bien rodeado. Santi, te queremos y lo sabes.

Vayamos a la cita en cuestión. Escaso público congregó la visita de quien fuera líder de Amigos Imaginarios y Malconsejo (en los noventa), junto a Herederos (residentes en Barcelona) a la sala pequeña del Kafe Antzokia. Yo no entender.

Más de hora y media de emoción es poca broma que diría algún veterano plumilla. Se nota de verdad que cuando Santi afirma que La Alegría es el disco de su vida, está siendo sumamente franco. Es cierto que él jamás fue un impostor, tan cierto como que mostró su debilidad cuando la sufrió. Como he dicho anteriormente, un artista injustamente tratado por la industria, que ha llegado al punto de celebrar por todo lo alto la publicación de su obra más viva y completa. ¿Por qué esconderse en una situación así?

Estamos muy contentos de poder defender en directo un disco que no es fácil de digerir, querido público. Porque creemos en lo que hacemos, porque nos gusta mucho tocar juntos, sabemos hacerlo (sobradamente) y queremos que lo viváis. A más de uno/a, le vendría a la cabeza Nick Cave al ver a estos bestias (tal cual presentó Campos a sus compañeros) sobre las tablas. Hay similitudes, sin duda.

Además, si me tiráis de la lengua, suelto algún nombre de banda nacional que está en boca de muchos (por méritos propios) y no veo que supere el brío de esta poderosa formación liderada por Don Santiago.

¿Es necesaria la épica para triunfar cantando en castellano? No lo creo. Es necesario sonreír, disfrutar y ser buena gente, joder. Lo del talento lo doy por hecho.

Celebremos La Alegría, amigos, porque no vamos sobrados de éxitos que avalen la bondad del ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.