The Coral – Butterfly House (Deltasonic/Nuevos Medios)

Desde sus inicios The Coral ha demostrado ser incorruptible ejemplo de buen gusto, además de funcionar como engrasada máquina a la hora de facturar algunos de los singles británicos más refinados y preciosistas de su generación. Precisamente cada lanzamiento de la banda resultaba realzado por la enorme calidad de alguna composición en concreto, deslumbrando los momentos destacados a un oyente que relegaba el resto a irremediable segundo plano.

La tendencia se rompe positivamente con el presente álbum, concebido sin fisuras como el trabajo más completo del grupo al añadir doce seductores cortes a su cancionero, continuando con la templada mezcla de colorido pop clásico y positivo folk iniciada hace casi una década, al margen de empalagosas tendencias caducas y saturantes. El combo aplica la elegancia soberbia de Ian McCulloch o Scott Walker sobre la pulcra psicodelia de The Byrds, Love o Buffalo Springfield, liberando el alma mística de George Harrison en el proceso.

La ensoñadora “Butterfly House” y la sensual “1000 Years” resultaron afortunadas elegidas para ejercer como sencillo, pero cualquiera de sus compañeras hubiese lucido igual de esplendorosa en la misión. Desde “More Than a Lover”, la bellísima “Falling All Around You”, las guitarras vivas de “Two Faces”, la precisa “She´s Comin´ Around”, la melancolía de “Walking In the Winter” o la sixtie “Green Is the Colour”. Incluso los cinco cumplidores temas extra que incluye el segundo compacto de la edición limitada evitan desentonar.

Los hermanos Skelly y compañía dejan un brillante quinto disco de estudio, carente de excedente y dotado de inmaculada producción, con el que alcanzan asimismo su cima compositiva. Y es que desde los añorados Cast, pocas formaciones británicas han logrado impregnar de tan suprema distinción a sus composiciones como The Coral en su última obra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.