The Muffs + Sun God Replica – El Sol (Madrid)

Los australianos Sun God Replica están de gira por España y coinciden en algunas fechas con los californianos, así, se encargaban de abrir los de las Antípodas para estos últimos en la sala El Sol. Es de alabar el buen gusto por la promotora Heart of Gold a la hora de incluir a los “aussies” en el cartel, pero el trío poco o nada tiene que ver con los capitaneados por Kim Shattuck, a no ser eso, que son un trio.  De ahí podemos deducir el  escaso interés mostrado por los asistentes hacia esta banda que bebe de las fuentes del Hard Rock y la Psicodelia más heavy. Con todo y con eso, y a pesar del hándicap de la indiferencia,  los tipos dieron un concierto más que potente.

Fue el propio Johnny el que casi expulsa a CJ de los Ramones, cuando, en su primer concierto con los de Queens, el sustituto de Dee Dee se quitó su camiseta en un momento dado del show y estuvo el resto del bolo con el torso descubierto. Al terminar, Johnny le dijo: “no vuelvas a hacer eso, un Ramone no toca sin ropa, si vuelves a hacerlo, estas fuera“.  Algo así debieron pensar los Pixies cuando al terminar una actuación en Los Angeles, Kim Shattuck, embargada por la emoción, se lanzó hacia el público. El resto ya lo conocéis, Kim fue expulsada de los Pixies.

Y es que la líder de The Muffs no es lo que se dice una persona tranquila y flemática sobre un escenario,  y así lo lleva demostrando durante los veinticuatro años que lleva al frente del combo. Ella misma había avisado previamente, en una entrevista para esta casa, de que la formación estaba en plena forma y venían dispuestos a darlo todo en esta gira. Cualquiera que haya asistido al concierto de la sala El Sol puede atestiguarlo.

Así fue, The Muffs no pudieron ser más certeros, o mejor dicho,  todo lo certeros que pueden ser ellos, porque ahí está su gran virtud, poner las mismas ganas que cuando empezaban en su natal Los Angeles en los tempranos 90s, con sus errores, bromas y la urgencia inherente que debe caracterizar a cualquier grupo de Rock & Roll.

Comenzaron con una más que acertada selección de temas clásicos entre los que se encontraban: “Saying Goodbye” de su primer trabajo, “On and On”, “Ethyl My Love”, ambas de Blonder & Blonder o “Honeymoon” de Happy Birthday to Me, y entre las que metieron (un poco con calzador, me da a mí) “Take A Take A Me”, y “Weird Boy Next Door”, de su último disco, Whoop Dee Doo.

A partir de ahí el concierto fue una sucesión de temas incontestables, de los que le dejan clavado a uno y preguntándose porque no puede pasar el resto de su vida en un concierto de The Muffs. Con “Blow your Mind” Kim Shattuck volvió a dejar patente que por sus gritos no pasan los años y con “Oh Nina”, “Sad Tomorrow”, y “Agony”, ya en la recta final, a más de uno, además de saltar, se le saltaron las lágrimas.

Ya en los bises además de tener tiempo de dar las gracias y confraternizar con sus fans, tuvieron tiempo para rendir pleitesía a The Zeros con “Beat your Heart Out”, sacar de paseo su efectiva versión del “Kids in America” de Kim Wilde y despedirse con  “I Need You”.
Entrañables y eternos, son The Muffs.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.