The Wannadies – Before And After (Int records)

Son ya muchos años los que llevan The Wannadies entregando con regularidad estupendos discos de pop. De este modo, como en todas las grandes carreras, hay momentos altos, (en el caso que nos ocupa, su obra maestra de 1995 titulada “Be a Girl”), junto a otros que no están a la altura de estos grandes momentos.

Este nuevo disco de The Wannadies a pesar de encontrarse a un excelente nivel, no llega a superar las altas cotas que alcanzaron en aquel memorable disco. Sin embargo, si quieres disfrutar de doce atractivas canciones de pop atemporal, tarareable y mágico, “Before and after” es el disco que estabas buscando.

Al escuchar atentamente el lp vamos a encontrar las dos vertientes clásicas de The Wannadies. Por un lado: brillantes armonías vocales, junto a una irresistible base instrumental, que hace imposible parar de bailar desde la primera escucha. En esta categoría encontraríamos canciones como “Little by little”, “Nothing wrong”, “Skin” o la efervescente “Uri Geller”. Por otro lado, encontramos canciones mucho más sosegadas, con melodías sentidas, melancólicas y embriagadoras, compuestas con ese prurito de tristeza que caracteriza a este grupo desde siempre. A este conjunto de canciones pertenecen temas como “Happy”, “Come with me (till things get better)”, la escalofriante “Can’t stop you”, o “Love letter”, la conmovedora canción que cierra el disco.

Resumiendo podríamos decir que la primera parte del disco, “Before” (las seis primeras canciones), estaría compuesta por los temas más energéticos y bailables, mientras que la segunda, “After” (las seis restantes), se nutriría de las canciones más calmadas y reflexivas. Las dos partes, “Before & After”, dejan al oyente con la satisfacción de paladear un trabajo bien hecho, compuesto con la exquisitez y el gusto de los elegidos, porque nos encontramos, por si alguien tiene alguna duda, ante uno de los más grandes grupos de pop que ha dado la más reciente historia de la música contemporánea.

Para finalizar diremos que si bien el disco no se encuentra entre los mejores de The Wannadies, casi todos los grupos de pop del mundo se dejarían matar por tenerlo dentro de su discografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.