VVAA – Do it again. A tribute to Pet Sounds (Houston Party)

Joyas como Pet Sounds de The beach boys sobreviven y reflotan una y otra vez por los siglos de los siglos. Discazo donde los haya, producido por Brian Wilson uno de sus componentes (hermano de Carl y Dennis también en el grupo), supone el referente para un conjunto de artistas pop muy variopinto que se atreven con versiones del afamado grupo.

El tributo a Pet Sounds sale al mercado en el 2006 gracias al sello barcelonés Houston Party, que ha editado trabajos de grupos como The Posies, The Wedding Present, The Shins, Death Cab for cutie, The Postal Service y muchos otros…

Como curiosidad saber que el nombre del sello proviene de una instantánea tomada en los 70 en una fiesta organizada por The Who para inaugurar su gira por Estados Unidos, en la que el componentes de Creedence Clearwater Revival y Lynyrd Skynyrd desfasan junto a enfervorizadas fans. El disco lo forman las 13 canciones que compusieron The Beach Boys para dar a luz Pet Sounds con una nueva cara, con un nuevo estilo, que evita en todo momento el tono surfero de chicas, playa y diversión y se centra en las letras y en los arreglos melódicos casi siempre pausados.

La acústica de las guitarras también se hace notar ya desde el principio, los Oldham Brothers hacen una Wouldn’t It Be Nice irreconocible pero muy interesante. O la rayada mental de Vic Chesnutt con la distorsión de voz en You Still Believe In Me dando la sensación de querer ridiculizar sanamente al original. También hay sitio en el disco para versiones algo más electrónicas como la que hacen Nobody and Mystic Chords of Memory con That’s no me o incluso instrumentales como la de Antenna Shoes con Let’s Go Away For a While o Architecture in Helsinki con el tema que da nombre al disco de las mascotas.

Micah P.Hinson hace una bonita versión de I’m Waiting For The Day, con una voz grave y ronca acompañada por una guitarra consiguiendo hacer oscura y ruda la canción original. Quizás de las mejores del disco junto a la de The Wedding Present. Un tributo muy apetecible y que merece la pena ir alternando en la escucha con el original y que muestra que todavía se puede innovar rescatando tesoros del pasado y sin ofender…claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien