YAST – YAST (Adrian Records / Green Ufos)

En la hoja de promo de este disco, distribuido en España por Green Ufos, la persona encargada de redactar las bondades del disco dice, entre otras cosas, esto: “… uno de los debuts más esperados de una banda sueca en los últimos años“. Igual ya es repelar mucho. Que es normal, sí; pero, si hubiera un poco de justicia en este mundo, con el debut de YAST no haría falta más que entregar el CD y decir: “ponlo“. Todo el poder persuasivo de este disco está en sus canciones. Y hay mucho material.

El debut de estos suecos instalados en Malmö es lo más emocionante que alguien ha encerrado en un trozo de plástico en lo que va de año. Si, como servidor, se había pasado por alto cualquiera de los tres singles que habían ido lanzando como aperitivo desde febrero del año pasado, el efecto sorpresa le da aún más intensidad al arco iris de los escandinavos. Yast lo tiene todo para ser uno de los debuts del año y, si no lo es, será porque no habrán tenido la suerte de tocar la tecla exacta para ello, no porque el disco no lo merezca sobradamente.

A la ópera prima de los suecos apenas le sobran un par de canciones hacia el final. Todo lo demás es material de los sueños. Canciones como “Yast”, “Stupid”, “Believes”, “I wanna be young” o “Strangelife” están pensadas para estirar el verano hasta noviembre. YAST presentan canciones hechas para albergar un sentimiento de añoranza cuando aún no ha pasado el momento. Con la dosis exacta de dream-pop, una facilidad tremenda para los estribillos y un toque lo-fi indudable, los suecos se sitúan en la estela de Ariel Pink (“Always on my mind”) y llegan a hacer sombra a discos como el de Unknown Mortal Orchestra (“Believes”). Mucho ojo con “I wanna be young”, hit veraniego, pero también con el ambiente de “Stupid” y “Sick”, las voces de “Yast” (“I’m so tired of the things I do for you“) y el encanto oldie de “Heart of steel”.

Más discos como este son los que hacen falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.