Amusement Parks On Fire – Amusement Parks On Fire (IM Records)

La agrupación de Amusement Parks On fire está formada por Michael Feerick (voz, guitarra), Daniel Knowles (guitarra), Jez Cox (bajo) y Peter Dale (batería), aunque esto desde hace poco y por razones de directo. En realidad, el primer álbum, homónimo, de este proyecto de Nottingham, unipersonal en su origen, ha sido compuesto e interpretado exclusivamente por el joven Michael Feerick. Geoff Barrow, de Portishead, lo descubrió y vio en él un músico muy prometedor, lo que le animó a abrirle las puertas de su sello Invada, si bien a España llegue a través de IM Records.

Encontramos, pues, en este debut, a Michael Feerick solo en la ejecución de todos los instrumentos (parece increíble), en las voces y como único autor, haciendo un rock experimental, romántico, rabioso y ambiental. Música etérea, tanto como dotada de mucho peso. Largos desarrollos, que se vuelven monótonos cuando son en exceso estáticos en sus repeticiones. Huídas que van del desgarro sentimental áspero y profundo a espacios que se estiran al máximo y alzan el vuelo hacia esferas celestiales que concentran mucha energía e intensifican las emociones, unos revuelos que, a la par que van cogiendo altura, se van intensificando, y sobre los que hay que precisar que son de lo más atractivo y personal del disco, y las partes del discurso que deparan las mayores sorpresas. También siente la necesidad de pasar de la delicadeza de unos acordes de piano a la brutalidad de la distorsión más ruidista y agresiva y de contundente percusión. De nuevo una propuesta que no deja de recurrir a efectivos contrastes. Surge en la escena art-punk de su ciudad, donde compagina con bandas como Punish The Atom, The Grips, Six by Seven y Wolves! of Greece.

Un toque de esperanza en manos de un muchacho que no se encuentra del todo conforme con lo que le rodea y nos hace partícipes de su búsqueda del cambio. Será perfecto, si en un próximo disco, su experiencia del directo y la consolidación como banda lleven las composiciones por unas direcciones más definidas. Ahora cabe destacar, especialmente, “23 Jewels” con su expresivo violín, “Venus in Cancer”, una descarga bastante pegadiza, “Asphalt (Interlude)”, en una progresiva y preciosa ascensión, y “Local Boy Makes God”, desde otra galaxia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.