Badly Drawn Boy

Hacer una trilogía me otorga la libertad de poder decir y expresar lo que estoy pensando en un día concreto o durante las tres o cuatro semanas siguientes

Hace diez años que Damoun Gough -aka Badly Drawn Boy– irrumpió en la escena musical por la puerta grande, para alzarse con el Mercury Prize gracias a su aplaudido debut The Hour of Bewilderbeast (2000). Dos años después repitió acierto con la continuación Have You Fed the Fish? (2002) y la banda sonora de About A Boy (2002).

Tras el éxito inmediato llegó el mayor frenazo de su carrera con las tibias acogidas de One Plus One Is One (2004) y Born In The U.K. (2006). El disimulado regresó del británico tuvo lugar el pasado año con la autoría de una nueva banda sonora, en ese caso para la película The Fattest Man In Britain (2009) de David Blair. Menos de un año después el músico resucita definitivamente con las acogedoras composiciones de Photographing Snowflakes (2010), primera parte de una planeada trilogía titulada explícitamente It´s What I´m Thinking.

Badly Drawn Boy reaparece en plena forma compositiva, con nuevos puntos de vista acerca de la vida y la música, además de una rejuvenecida y motivadora ambición.

De todo ello hablamos con Damon en la siguiente entrevista.

Hola Damon, gracias por concedernos esta entrevista

Gracias a ti

Photographing Snowflakes es la primera parte de una planificada trilogía denominada It´s What I´m Thinking ¿Cómo surgió esta idea y por qué el título de la misma?

Siempre he estado muy vinculado a la música que se hace en Manchester, pero siempre he pensado que en realidad estoy bastante lejos de ser como cualquier grupo o artista de esta ciudad. Fui un gran fan de The Smiths en los ochenta. Andy Rourke tocó conmigo. Conozco a Liam y Noel Gallagher de Oasis y los miembros de Doves son auténticos amigos míos. Suelen ser mi banda de apoyo. Supongo que ahí empieza todo.

¿Estamos ante el proyecto más ambicioso de Badly Drawn Boy hasta la fecha?

Mi carrera es un gran error, así es cómo lo pienso. Recuerdo cuando escuché por primera vez el Nevermind de Nirvana… de alguna forma reaccioné pensando que aquello era una especie de plagio de los Pixies… Nada es nunca demasiado ambicioso.

Y al mismo tiempo… ¿Es este el disco más maduro de Badly Drawn Boy? ¿Eres ahora una persona más seria y reflexiva que antes?

El disco es algo así como un pago de tributos hacia todas las cosas raras que conforman lo que soy. En 1984 escuché a Bruce Springsteen tocar Thunder Road mientras estaba viendo la televisión y la canción era de un directo que grabó en el Madison Square Garden en 1979. Grabé aquello y lo vi un millón de veces. Mi reflexión inmediata fue Mierda… ¿Cómo un artista puede hacer algo así? Y entonces me hice ingeniero de sonido. Como te decía, mi carrera es un gran error… y a fecha de hoy, todavía lo sigo pensando.

¿Cómo funciona Photographing Snowflakes como primera parte de la obra y en qué consistirán las otras dos partes?

Hacer una trilogía me otorga la libertad de poder decir y expresar lo que estoy pensando en un día concreto o durante las tres o cuatro semanas siguientes. Me he abierto a mi propia creatividad de una forma que no había hecho antes. Debería haber descubierto esto antes, pero precisamente este tiempo es el que me ha llevado a darme cuenta de lo simple que puede ser todo.

Han pasado cuatro años desde la publicación de Born In The U.K. (2006), tu anterior disco de estudio al uso (sin contar la banda sonora de la que luego hablaremos) ¿Hay algún motivo especial para que haya pasado tanto tiempo desde la última entrega?

En realidad no hay una razón en particular. He escrito las canciones en casa, con mi guitarra o mi piano, y cuando realmente he pensado que debía hacerlo las he llevado al estudio. Allí he acabado los arreglos y las partes adicionales. Una canción puede ir en muchas y diferentes direcciones dependiendo del modo en que te levantes ese día. Soy muy indeciso para muchas cosas, por eso pruebo mucho las canciones hasta que realmente me convencen.

Haciendo referencia al título de ese disco, Born In The U.K. (2006)… ¿Qué significa para un músico ser inglés?

Quería usar un título sobre el que la gente hablase. Supongo que para mí hacer este disco era un reto de crecimiento personal. Soy un chico de Manchester que cuando juega el equipo de futbol en la ciudad aún puedo escuchar a la gente gritar desde mi casa, así que todavía no me creo que todo esto este pasando. Tan sólo soy un fan de la música, como cualquier otro chaval.

Al respecto, siempre he pensado que los ingleses valoran mucho la música como parte intrínseca de su cultura, algo que en términos generales no sucede en España y me produce mucha envidia.

Bueno, no sabría decirte cuáles son las diferencias con respecto a España.

En 2009 hiciste la Banda Sonora de la película Fattest Man In Britain, y en 2002 la de About A Boy ¿Cómo es la experiencia de hacer música para películas? ¿Tienes prevista alguna otra Banda Sonora próximamente?

Fue una experiencia agradable. Que vuelva o no a hacer una banda sonora, dependerá de que alguien se interese de nuevo en mi música y me llame.

Una década después de tu debut ¿cómo ves la escena musical británica actual? y sobre todo… ¿Qué cambios destacarías en la industria musical respecto a tus inicios?

La música siempre será importante mientras exista la humanidad. Obviamente todo ha cambiado: las modas, las tendencias, todo. Pero uno no puede estar pendiente de lo que hacen los demás más que lo que hace uno mismo. Obviamente la industria musical está pasando un mal momento, pero también el resto de los campos profesionales, con la diferencia de que la música existirá siempre. En la forma y manera que se manifieste, no lo sé, pero que estará ahí, eso es seguro.

Si sólo pudieses escoger una de entre todas las que has compuesto ¿Qué canción de tu repertorio elegirías como más representativa de Badly Drawn Boy?

Ufff ¿Sabes? Esa pregunta es difícil de contestar….

En el año 2000 ganaste el Mercury Prize con tu debut The Hour Of Bewilderbeast (2000) ¿Qué significa para un artista ganar ese premio? Suele afirmarse que ayuda notablemente en la carrera del artista que lo gana ¿Supuso algún tipo de efecto positivo para tu carrera?

Lo que me proporcionó fue la posibilidad de trabajar con mucha gente diferente. Me gusta eso de estar dos o tres días con un artista en el estudio y después con otro y otro… podrá parecer una locura pero lo que he aprendido después de obtener ese reconocimiento, es que la regla general a la hora de hacer música es que no hay reglas y mucho menos en esta trilogía.

¿Qué te parece el álbum de los últimos ganadores de ese mismo premio, The XX?

Para serte sincero, no estoy muy al tanto.

Para terminar, tengo que preguntártelo… ¿Por qué siempre llevas gorros de lana?

Curiosa pregunta… Supongo que porque me gusta proteger mi cabeza del frío. (Risas)

Muchas gracias Damon.

Gracias Raúl.


ESCUCHA en Spotify: Badly Drawn Boy – It´s What I´m Thinking Part 1

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

WP-Backgrounds Lite by InoPlugs Web Design and Juwelier Schönmann 1010 Wien